Las varices constituyen deformaciones patologías y permanentes por dilatación de las venas, en especial de las piernas. Afecta a gran parte de la población adulta y en particular a las mujeres.

Las varices son dilataciones que afectan, principalmente, al sistema venoso superficial de las extremidades inferiores. Pueden afectar a toda la pierna o a sólo una parte de la misma. Están producidas generalmente por los efectos de fístulas, fallos en las válvulas venosas que facilitan el retorno de la sangre al corazón. Estos fallos de las válvulas pueden ser congénitos o producidospor el embarazo, una trombosis y acentuados por una excesiva permanencia de pie.

Las varices aparecen de forma progresiva cuando las válvulas no funcionan, se produce un incremento de la presión sanguínea en el sector de las venas, de modo que éstas con el tiempo se dilatan, pierden elasticidad y forman paredes muy frágiles.

Los síntomas más frecuentes son dolor e hinchazón cutáneos, edema de la pierna, calambres nocturnos y sensación de cansancio. En los casos más graves comporta ulceraciones, eczema, trombosis, flebitis y hemorragias.

El tratamiento convencional de las varices incluye la extirpación quirúrgica de la zona afectada, la aplicación de inyecciones esclerosantes, administración de fármacos antinflamatorios. Dentro de las terapias paliativas se suele aconsejar el uso de medias elásticas para comprimir las venas, los baños de agua fría, el reposo y las piernas alzadas.

Respecto a los tratamientos alternativos encontramos las hojas de hamamelis, que poseen una acción reductora de la inflamación, relajante de los espasmos, diurética y ligeramente analgesica. Otras técnicas alternativas que se puede utilizar para el tratamiento de las varices son: el masaje y automasaje, drenaje linfático,el yoga, la acupuntura y la digitopuntura.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: