¿Qué les parece si los esposos se dijeran y se propusieran, así con sencillez, "¿Vamos a querernos?"; ¿Qué les parece si los hermanos en el hogar lo dijeran, lo pensaran y sobre todo lo hicieran: "¿Vamos a querernos?" ¿Qué les parece si los amigos se pusieran en este plan de "¿Vamos quererenos?" Y... si los vecinos superaran sus desaveniencias con esta actitud y se dijeran: "¿Vamos a querernos?" Es decir vamos a superar nuestros egoismos, vamos a aceptar nuestros diferentes temperamentos, vamos a superar nuestras tonterías "¿Vamos a querernos?". ¿No sería todo más bonito? ¿No sería este mundo más feliz? ¿No tendríamos más ganas de vivir cada día, sintiendo la aceptación y el afecto del otro? ¿Que es difícil?, ¡Pero vale la pena!. No seamos tontos. Si no nos decidimos a querernos lo vamos a pasar muy mal. Parece mentira que las personas nos empeñemos tantas veces en hacer de nuestra casa un infierno, ¡qué mal lo pasamos y hacemos pasar a los demás! ¿Porqué no traemos a la memoria los días y los momentos en que supimos demostrar a los demás que los queríamos de verdad, que los queríamos desinteresadamente, sólo por ser ellos mismos? Quererlos de verdad, así, sin buscar nada, sin esperar nada. Invito a todos los que lean este artículo para que a partir de este momento empecemos a querernos "nuevamente", a demostrar cuán importantes son las demás personas para mí, a "pisotear" ese "YO" tan grande que llevamos dentro y a engrandecer el Tu, El, Nosotros, Vosotros, Ellos... Este mundo sería diferente en todo, porque la base de toda relación humana debe ser el amor que es lo único que engrandece y hace superior al hombre. El mundo sufre principalmente por falta de amor... Comienza por tí mismo, tu entorno, difúndelo y verás los resultados !!!

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: