Por mucho tiempo las personas tienden a confundir los diversos sentimientos que se puedan presentar en un individuo; sin embargo, existen dos de ellos en donde mayormente se presentan la mayor cantidad de confusiones, o malas interpretaciones; estos son el amor y la amistad.

En el caso de la amistad; es uno de esos sentimientos en que la mayoría de las personas tiende confundirse, pero más que eso tienden a cometer errores, los cuales pueden ser sencillos, moderados y en algunos casos pueden ser críticos, que te pueden llevar a situaciones difíciles de manejar y hasta peligrosas. Pero a ciencia cierta, ¿Que es la amistad? La real academia española, la define como "Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato". Esta simple definición conduce a otra pregunta interesante: ¿Realmente se puede concebir una verdadera amistad en estos tiempos turbulentos de hoy?

Responder esta última pregunta podría decirse que es un tanto difícil de contestar, porque todo dependerá de las circunstancias que conlleven a esa relación amistosa. La amistad se da en distintas etapas de la vida de un individuo, nace cuando las personas tienen inquietudes y sentimientos similares, los cuales son capaces de compartir casi de inmediato, basado en esto hay amistades que nacen casi de inmediato o a los pocos minutos de interrelacionarse dos individuos, no importan si son del mismo sexo o diferente, mientras que hay otras que tardan años en hacer amistades.

Cuando se conoce a una persona, bien sea porque se le ha sido presentada o porque se ha conocido eventualmente de forma ocasional, las primeras impresiones son las que cuentan, y son las que te indican cómo reaccionar ante lo que se te presenta en ese momento. A continuación les comentare una anécdota personal como ejemplo sencillo.

Hace escasamente cinco años, me encontraba en una cola de supermercado, esperando el turno para cancelar los productos que estaba adquiriendo, durante mi espera, conocí a un hombre llamado ALBERO, mediante comentarios cortos y repentinos que el señor emitía, haciendo énfasis al tiempo en espera al cual estábamos sometidos en ese momento; tanto él como yo comentábamos sobre el asunto, y de manera sorpresiva cambiamos el tema, y empezamos a tocar el punto de los diferentes tipos de trabajos, y de aquellos que eran o no rentables, y sobre él porque es importante dedicarse a estudiar para prepararse en algo que contribuya a una estabilidad social; en ese momento, el Alberto me preguntó cuál era mi oficio, a lo cual respondí inmediatamente, que tenía una pequeña fundición y fabricaba piezas metalúrgicas a nivel industrial.

Sorprendido Alberto, me dice que era muy interesante lo que hacía, y que para él era de mucha importancia, por lo que me solicitó una tarjeta de presentación y sin mucho retardo se la entregue; después de eso, salimos del comercio donde estábamos y nos despedimos, indicándome que me llamaría para hablar de negocios, le dije que estaba a sus órdenes; días después, Alberto me llamó y empezamos a conversar y de esa conversación iniciamos negocios, que fueron bastante fructíferos; durante ese tiempo se presentaron situaciones difíciles de índole económico en mi empresa, para lo cual Alberto, me ayudó en gran manera y sin ningún interés, lógicamente debido a esto también empecé a colaborar con él y se empezó a cosechar una gran amistad que hasta el día de hoy se ha transformado en una relación personal y podría decirse hasta familiar, porque para este momento soy padrino de uno de sus hijos.

No siempre se presenta este escenario, hay ocasiones en que conoces a una persona y piensas que es tu amiga, pero cuando se presenta una situación difícil en donde se ven involucrados los dos, este presunto amigo tiende a salvar su pellejo y dejarte atrás, sin importar lo que pase o mejor dicho lo que te pase.

la amistad es un sentimiento complejo, tanto que los verdaderos amigos se aprecian como si fuesen hermanos, se preocupan uno por el otro, buscan que ese amigo este bien, tanto él como su familia, se apoyan en las buenas y en las malas, son fieles en situaciones en donde se pone a prueba la fidelidad de esa amistad, son honestos unos con otros en función de verdades, en lo social, en lo económico, en lo religioso, y en todo aquello en los cuales los amigos se encuentren envuelto. Es por ello incluso, que algunos amigos termina siendo parejas, en donde el sentimiento de amistad se transforma en amor. D este tipo hay muchos ejemplos.

La amistad es tan sagrada como el amor de una pareja, y en ningún momento debe presentarse el oportunismo, avaricia, el yoismo, pero por sobre todas las cosas la mezquindad. La amistad es un afecto que no tiene comparación, y es por ello que todo aquel que se conoce, es tu amigo, puede que sea un conocido, al cual tienes muchos años conociendo y perdonando la redundancia, pero no necesariamente esa persona siente una afinidad contigo

Los verdaderos amigos se conocen, se descubren casi de inmediato; sin embargo, diría que el 30% es un disfraz capaz de perjudicarse en son de una falta amistad, porque simplemente son oportunistas que dicen ser amigos, para aprovecharse y obtener aquello que les interesa. Existen medios donde la amistad no es posible que se dé, entre los cuales podemos mencionar; la Política, el Mercado Laboral, La Competencia, Las Conferencias y muchas otras.

Ahora también es bueno recordar, que la amistad no solo nace entre seres humanos, también nace entre una persona y un animal, así como entre dos animales, incluso entre animales de distintas especies. No importa entre quienes se produzca a la amistad, lo que importa es que tenemos que asegurarnos que lo que asumimos como amistad sea genuina y honesta; porque los valores de una verdadera amistad no se consiguen a la vuelta de la esquina, aprenden con el tiempo y se arraigan en la medida que esa amistad se afianza.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: