fotogarfia

El Pirineo navarro ofrece en otoño unas estampas dignas de las más románticas fotografías, con una amplia variedad de colores que solamente en esta época del año se puede disfrutar. El Valle de Salazar se encuentra en pleno corazón del Pirineo de Navarra con unas altas cumbres que coronan la Selva de Irati, un extenso bosque con multitud de senderos y antiguas tradiciones de las gentes que lo habitan.

fotogarfia

Varios núcleos urbanos han nacido al amparo del río Salazar, que da nombre al parque, con casas de piedra y madera y tejas planas para que la nieve resbale. Ochagavia es uno de los pueblos más pintorescos del pirineo navarro enclavado justo en la confluencia de los ríos Zatoja y Anduña con un puente medieval y estrechas calles empedradas y casas de especial diseño y encanto.

fotogarfia

Extensos bosques de hayedos, pinos silvestres, robles, etc, con un clima que es variable con temperaturas cambiantes y lluvias frecuentes. Comer en los pueblos de esta zona no tiene precio pues la trucha navarra es exquisita y las carnes de caza como el corzo, jabalí, ciervo, etc, son una delicia ya que las saben preparar con una sabiduría especial. En Izar se encuentra el único hórreo pirenaico de este valle y a travás de varios senderos se llega a varios pueblos, entre ellos Uscarrés que su Iglesia conserva pinturas góticas y un original sagrario. Y no hay que marcharse nunca de Navarra sin degustar e rico pacharán casero que no tiene igual.

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: