El valle de los caballos es el segundo volumen de la serie los hijos de la tierra de Jeam M. Auel., en el que seguimos la peripecia vital de AYLA, que comienza sola en el mundo.

Continuamos con la historia de Ayla, la cromagnon adoptada por un clan de neandertales. Ayla ha sido maldecida al culparla de la muerte de Broud y es expulsada del clan, siguiendo su camino encuentra una cueva donde sobrevivir al invierno que se avecina, a la vez decide intentar encontrar su clan.

Ayla es ahora fuerte y muy diestra en la caza, elaboración de herramientas y puede defenderse de los peligros que la acechen. Cuando se esta aprovisionándose para el invierno caza una yegua que cría y cuida y a la que llama «Whinney», y en la que posteriormente aprenderá a cabalgar.

Junto a la historia de Ayla conoceremos la historia de Jondalar y Thonolan, dos hombres de la tribu de Zelandonii que se dirigen hacia el Río de la Gran Madre (Danubio), mientras intercambian experiencias con otras tribus en el trayecto.

La historia de estos viajeros se cruza con la de Ayla cuando un león cavernario mate a Thonolan y Ayla encuentre muy mal herido a Jondalar. Lo lleva a su cueva, lo cuida y es responsable de su pronta recuperación.

Jondalar y Ayla tienen dificultades para entenderse. este, al igual que los Neandertal con “Los otros”, se siente alejado de Ayla, por su prejuicio contra los Neandertal, más todavía cuando se entera de que Ayla se crió entre ellos y tuvo un hijo de uno de ellos.

Además, dado que la gente del Clan no habla, al principio Ayla tampoco sabe hacerlo. Luego Jondalar le enseña a hablar, lo que implica para Ayla, en cierta medida, ser la de siempre. Reencontrarse con quien era cuando tenía 5 años y quedó huérfana y con quien hubiese sido, si su madre no muere.

La convivencia diaria, el gesto de enseñarle a hablar, los momentos que viven juntos, contribuyen más a acercarlos que a separarlos y Jondalar y Ayla terminarán por enamorarse. Cuando Jondalar está del todo restablecido emprende su viaje al encuentro con los suyos, acompañado por Ayla, por «Whinney» y su cría, un potrillo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: