fotografía

El Gobierno colombiano regaló a la Corona española en el siglo XIX un conjunto de 122 figuras de oro encontradas junto a otras muchas más en dos tumbas de la cultura precolombina quimbaya. Actualmente se pueden ver en el Museo de América de Madrid donde forman parte de su exposición permanente. El descubrimiento de este valioso tesoro tuvo lugar en 1890 en el Departamento de Quindio, en el sitio de la Soledad (Colombia) por unos "huaqueros" que eran personas que buscaban en las tumbas objetos de valor.

fotografía

fotografía

Todo el tesoro de los Quimbayas fue comprado por el Gobierno colombiano a los intermediarios que eran un tipo de comerciantes que compraban lo que encontraban los "huaqueros". En 1892 se conmemoró el IV Centenario del Descubrimiento de América en Madrid y uno de los actos que se celebraron fue la  Exposición Historia de América donde Colombia decidió exhibir parte de la colección del Tesoro de los Quimbayas. Contando con el respaldo político, el presidente de aquel tiempo Carlos Holguín decidió donar a la reina María Cristina esta parte del tesoro en agradecimiento por haber mediado en un conflicto de fronteras entre Colombia y Venezuela que se resolvió a favor de los primeros.

fotografía

fotografía

La reina María Cristina donó esta valiosa colección al patrimonio histórico del estado español que pasó a engrosar los numerosos objetos y cerámicas traídas de América. Durante la Gerra Civil Española por temor a posibles robos, junto con cuadros y otros objetos valiosos todas las piezas de oro se llevaron a Suiza para que estuvieran en buen recaudo. El Museo de América actualmente expone el mismo número de piezas que fuera donado en 1893 con importantes medidas de seguridad. No obstante, desde finales del siglo XX abogados colombianos lideran una contienda con España para que regresen a Colombia las 122 piezas de oro de la cultura precolombina quimbaya.

fotografía

fotografía

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: