mascotas

La importancia de la vacunación y desparasitación de nuestras mascotas

La vacunación

Cuando nace un gatito o un perrito, su sistema inmunológico aún no está maduro y deja al cachorro abierto a una posible infección. Afortunadamente, las madres producen una leche especial dentro de los primeros días de dar a luz se llama calostro. El calostro es rico en todos los anticuerpos que la madre tiene para ofrecerles. Como las crías beben esta leche, toman la inmunidad de la madre. Pero a partir de las 16 o 20 semanas, los anticuerpos maternos se van y el cachorro debe seguir construyendo su propio sistema inmunológico. Las vacunas proporcionan a su mascota la capacidad de desarrollar la inmunidad a las enfermedades comunes que pueden dañarlos. Los gatos están perfectamente vacunados contra la leucemia felina, rinotraqueitis viral felina, panleucopenia felina, calicivirus felino y Rabia. Los perros son vacunados contra el moquillo canino, parvovirus canino, la hepatitis infecciosa canina, Tos de las perreras y Rabia. Es recomendado vacunarlos a las 8, 12 y 16 semanas de edad, con vacunas de refuerzo anuales.

 

La desparasitación

La desparasitación su mascota es otro paso importante para criar una mascota saludable. Los cachorros y gatitos tienen el potencial de nacer con parásitos intestinales y tienen la capacidad para recogerlos en su medio ambiente. Los tipos más comunes de gusanos vistos en perros y gatos son las solitarias (tenia), lombriz intestinal, anquilostomiasis y tricocéfalos. Incluso es posible que nuestros amigos peludos puedan transmitir sus parásitos intestinales a los seres humanos. Un protocolo adecuado de desparasitación es la mejor manera de proteger a nuestras mascotas y a nosotros mismos de la infestación. Los perritos y los gatitos deben ser desparasitados cada 2 semanas hasta 3 meses de edad, una una vez al mes hasta los 6 meses. Después con 4 veces al año es suficiente.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: