Vacaciones en Invierno, para disfrutar de lo que más te agrada.

 

En estas próxima temporada de invierno, para quienes así corresponde por su zona geográfica, ¿tenemos planes?

Tras una larga espera las VACACIONES EN INVIERNO se aproximan y no hay porque esperar a que inicien para comenzar a hacer planes, hay quienes ya reservaron, hicieron su guardado y hasta lo planearon con la familia, los amigos o solo ellos para que esos días sean lo que ahora sueñan que sean.

Lo que muchos solemos hacer y disfrutar es ir al lugar de origen, el terruño familiar. Quienes viven en una gran ciudad, llegan a pensar que ésta se origino desde si misma, pero las ciudades son el mosaico de las poblaciones de provincia (sin intención peyorativa el termino) aledañas a éstas, por ello, en temporada de VACACIONES como las de INVIERNO, muchos vamos al origen  y en ese momento del regreso nos volvemos el paisano que viene a visitar a la abuela, al abuelo, que viene a festejar la Navidad con la familia.

Nacimiento donde vino el NIño Dios

Y en estos días la casa materna o el hogar referencia para todos los parientes, se ve lleno de vida por la llegada de primos, primas, tios y tías, así como los amigos que se metieron al viaje.

Que placeres culinarios, de festejos, de novedades se viven. Vamos a las posadas, al paseo por el campo, bien abrigados, a conocer el campo en esta época del año; salimos a ver un amanecer bajo un cielo azul, cosa extraña en la ciudad, rodeados de los sonidos de la campiña, los aromas a las tierras de cultivo. Es ir al centro del pueblo y visitar los colores del mercado municipal, probar los antojitos típicos, es esperar la cena por la noche con el sazón de la mujer de experiencia en casa.

Para disfrutar de unas VACACIONES EN INVIERNO, lo importante es dejarse empapar por lo que todavía está ahí, para ser tomado, disfrutado, gozado, a la espera de la Navidad, para disfrutar de los buñuelos, el champurrado, el pozole, la cena navideña al estilo del pueblo y esperar junto al Nacimiento la llegada del Niño Dios y a la mañana siguiente, escuchar los gritos de los sobrinos más pequeños con su juguete nuevo jugando allá en la sala de la casa.

Vacaciones en Navidad, estas son una opción de tantas, porque todo depende de las circunstancias de cada quien y parafraseando a Ortega y Gasset, mis circunstancias me hacen, aquí, mis circunstancias HACEN mis VACACIONES EN INVIERNO.

QUE TUS VACACIONES EN INVIERNO TE ALIMENTEN EL ESPIRITU.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: