Imagen con frase sobre la urbanidad  y la cortesía

La urbanidad y la cortesía son valores atemporales que deben ser mantenidos aunque en este mundo que nos rodea hay personas que no los practican porque los desconocen o prefieren ignorarlos.

La urbanidad y la cortesía son definidas por la RAE como «Cortesanía, comedimiento, atención y buen modo» y «Demostración o acto con que se manifiesta la atención, respeto o afecto que tiene alguien a otra persona.»

La urbanidad y la cortesía se aprenden en casa observando el comportamiento de los adultos, culpables del comportamiento de los niños que, sin darse cuenta, pasan a convertirse en adultos como ellos.

La urbanidad y la cortesía son normas sencillas.

- Saludar con respeto cuando llegamos a cualquier lugar,

- Despedirnos siempre antes de marcharnos.

- Pedir lo que deseemos con un sencillo «por favor».

- Responder «gracias» cuando lo hemos recibido.

- Disculparnos cuando hemos cometido un fallo.

- Llamar a las puertas ajenas o de casa antes de entrar.

- Ceder nuestro asiento en los transportes públicos a cualquier persona que lo necesite independiente de la edad.

- Llegar puntuales a las citas programadas.

- Evitar pronunciar vulgaridades o palabras malsonantes cuando estemos de mal humor o por costumbre.

La urbanidad y la cortesía se pueden aprender en numerosos libros si se tiene interés; sin embargo, estos sencillos conceptos, aunque se memoricen, no servirán para que el comportamiento de una gran cantidad de personas cambie.

Comparto la sabia frase de Petrus Jacobus Joubert: «Los buenos modales son la flor de la humanidad. El que no es suficientemente cortés no es suficientemente humano.»

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: