¿Por qué tuvo que crearse, o comenzar, el universo? ¿Fuera de la mente humana hay algo que comience y termine? Si miramos a la naturaleza, todo funciona en ciclos: la vida, el agua, la energía, la órbita de los planetas, el clima...

Es más, ¿hay alguna sola cosa que tenga un comienzo claro y definido, entendiendo por comienzo el surgimiento de algo nuevo y no la consecuencia de algo anterior? Solo en nuestra imaginación.

Entonces, ¿nos habremos estado haciendo mal la pregunta? Cuando se nos plantea el dilema universal, “¿Cuál fue el origen del universo?”, estamos aceptando, casi sin darnos cuenta, que dicho origen existió.

El tiempo, al menos en la cultura occidental actual, tiene forma de línea que avanza constante indefinidamente. ¿Y si pensáramos en el tiempo como algo circular y no lineal como se representa habitualmente? ¿Tendría entonces sentido hablar del origen de las cosas, o del universo?

Sin embargo, el tiempo es una invención humana, así que deberíamos despegarnos de su concepción del transcurso de las cosas si queremos acercarnos lo más posible a la realidad.

Desde el punto de vista del ser humano egocéntrico, las cosas sí empiezan y terminan; nacemos y morimos. Por tanto, no es de extrañar que extrapolemos nuestra concepción de la existencia a todo lo demás. Pero si nos miramos desde fuera, somos parte de un gran ciclo: el ciclo de la vida. Ni siquiera nosotros “terminamos”, y por tanto, tampoco “comenzamos”. Entonces, ¿por qué las cosas tienen que tener un comienzo y un final? ¿Realmente tiene sentido esa creencia o, simplemente, es algo que ni siquiera nos planteamos por tenerlo tan asumido como cierto?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: