En la universidad, hace mucho tiempo antes de querer ser Abogado, estudié otra carrera, una completamente diferente; la estudié por varios años, hice un grupo muy bonito de amigos y compañeros, entre ellos Joaquín Cerrato, quien por varios años fue tal vez mi mejor amigo. Estudiábamos juntos, me iba a ver cuando competía en peleas de Tae Kwon Do en la Universidad, una persona tranquila, callada y buen amigo. Hoy hace a penas unos minutos, me encontraba comiendo mi almuerzo en una gas, cuando entró otro de mis viejos amigos, coincidió que era de mi grupo de estudio igual que Cerrato; me dio la noticia que el compa - como nos hacíamos llamar cuando eramos estudiantes - murió el pasado miércoles.
.... Me ha causado una gran tristeza escuchar tal noticia y, a pesar que desde años ya no eramos esos amigos inseparables que fuimos, no tener relación más que la de casualidad al encontrarnos por la calle en más de una ocasión, no se me ocurrió otra cosa que escribir mientras desahogo mi alma, porque hablar en este momento no es una opción.
Recuerdo tantos momentos como el comer mangos por el departamento de Ingeniera de la Nacional a la hora del almuerzo por falta de dinero, las desveladas para aprender Anato, Atención Comunitaria, Fisio, los chistes tontos de los que nos reíamos de cipotes...
Es todo lo que recuerdo y ni siquiera con apoyo de fotos pues en ese entonces no habían celulares como hoy con cámaras inteligentes para recordar momentos que a muchos les resultan tontos, cursis o simplemente privados como para exponerlos enfrente de tantas personas.
Somos finitos los seres humanos y muy frágiles; yo sintiéndome mal por lo que - siento -, y ahora su familia cómo se sentirá?

Sé que en nada abonan ni mis lágrimas ni mi tristeza ni estas lineas a la muerte de mi amigo lejano - por las circunstancias y distancia más no por sentimiento -, mucho menos pueden causar mitigación al dolor en sus seres cercanos pero, a través de esta publicación quiero expresar aunque a nadie le importe - nadie está obligado a leer esto -, que me duele mucho su muerte y más aún no haber estado cerca para reiterarle mi amistad en su agonía y decirle que muchas decisiones que tomé se vieron afectadas por sus platicas, consejos y apoyo. Este es mi minuto de silencio recordando a mi querido amigo.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: