Construido sobre una ladera vertical del Cañón Jinlong en la provincia de Shanxi, en China, es una de las maravillas que la religión ha ido dejando en muchos lugares del mundo. este monasterio suspendido consta de diversos pavellones que se unen entre ellos por corredores, escaleras y pasarelas que los conectan y hacen fácil el acceso a todas sus dependencias.

fotografia

Se construyó hace más de 1400 años y además de ser el único templo suspendido en la roca que existe, es interesante también por el contenido que encierra pues además de elementos budistas, también hay presencia taoísta y confusionísta. Este monasterio que se construyó en el año 491 ha podido mantenerse y sobrevivir gracias a las diversas reconstrucciones  de mantenimiento que se hicieron durante las dinastías Ming.

fotografia

En su interior se encuentran las estatuas de Sakyamuri (Budismo), de Lao-Tsé (Taoismo), y de Confusio (Confusionismo) que están juntas lo que es muy raro de encontrar en un monasterio pues cada doctrina suele tener su monasterio particular. Más de 40 figuras ocupan las salas, algunas son de cobre, otras de hierro, de terra cotta o piedra tallada algunas de ellas que se conservan en perfecto estado pese a la cantidad de años que se construyeron pero los cuidadores del templo las cuidan y miman con mucha entrega.

fotografia

Este monasterio suspendido se ha mantenido gracias a las diversas reparaciones, pero también su enclave le protege puesto que no sufre inundaciones y está resguardado de la lluvia y la nieve. Muy bien cuidado, pues es una de las principales atracciones turísticas de la región de Datong, recibiendo visitas durante todo el año de turistas de todo el mundo. Es el templo histórico más importante, no solo de China, sino por su enclave, el más espectacular del mundo entero.

Fuente: Noticias.arq.com.mx.Arquitectura.

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: