Por más maravilloso que parezca y sea, por más mágico inteligente, guapo,  servicial, amoroso jamás otorgue el poder de su vida, de sus problemas, de sus soluciones a alguien más. Cuando se hace quien lo recibe temprano que tarde tiende a aprovecharlo para su propio beneficio, dejando de lado el interés y bienestar común.

La historia muestra que cuando hemos dado poder como colectivo o como individuo a  héroes, dioses humanos, no humanos, reyes, gobernantes, estos en algún instante se inclinan a subordinar, a dominar y a sacar beneficio de los demás para si mismos. En la naturaleza humana encontramos cierto comportamiento paternal aprendido o movido por necesidades profundas y problemas de autoestima, con tendencia a dejar a otros a cargo de la solución de las propias carencias físicas, económicas y dificultades de relación con el mundo, con los demás, hasta conmigo mismo. Ello mueve a elegir líderes o relaciones a quienes les otorgamos poder de decisión sobre asuntos propios y de los demás. A veces es un novio, una novia, un esposo, una esposa, un psicólogo, un médico, un profesor, un líder religioso, líder social, un líder de comunidad local, un líder de dirección nacional  Y que decir del poder que estamos otorgando a los medios de comunicación la radio, la tele, los  computadores grandes, pequeños; portátiles, fijos; celulares, blacberrys, Tecnología I,  a través de los cuales entregamos todo nuestro tiempo y nos enajenamos del mundo tratando de olvidar y escondernos de la propia realidad. Hacerlo significa correr el riesgo de perder la propia voluntad, decisión en libertad, salud y realización de vida. 

El Poder es nuestro y debemos utilizarlo eso es lo que debemos tener siempre presente. Cuando nos enfrentamos a dificultades personales, sentimientos abandónicos, de falta de amor, de reconocimiento, de soluciones económicas, sociales, políticas atravesamos tan solo una experiencia de circunstancias, más no es lo que somos. Lo que somos es el poder de hacer que la realidad se transforme para nosotros, el asunto es que en esos momentos de vulnerabilidad, de debilidad, de incertidumbre dentro de las opciones por tratar de hallar una salida de esas circunstancias, surge una tendencia de buscar a un “alguien” que nos ayude, nos sane y nos libere. Eso es un mecanismo de solución, lo que sucede es que lo direccionamos hacia afuera de nosotros mismos, por que asumimos que es así. Ese impulso, esa tendencia es realmente un motor interior que siempre se encuentra en alerta y se activa cuando las ciertas circunstancias interiores, que se proyectan en el exterior en nuestras relaciones y que muestran la apariencia de acorralarnos. Apariencia es porque nada, ni nadie, ni algo, no alguien puede realmente reducir nuestra naturaleza de seres de Poder. Solo nosotros mismos podemos crear esa ilusión.  El “motor interior” esta allí para que hallemos en nosotros mismos la solución y reconozcamos nuestro poder de liderazgo sobre sentimientos, pensamientos, comportamientos y actuemos con plena conciencia.

Lo que hay que hacer entonces es ingresar a nuestro Ser, buscar los recursos que el poder propio nos otorga. El Principal recurso es “El Amor”. Por más adversas las circunstancias, por más dificultades, por más carencias en nuestra actual vida. El Ser guarda una memoria de Amor en nuestro interior siempre dispuesta para nuestro servicio. En esas circunstancias transitorias de angustias accedamos a ella.

¿Cómo lo hacemos?  

Sentir y reconocer su existencia. Esto lo descubrimos cuando empezamos a revisar a lo largo de nuestra actual vida, momentos de felicidad, de bienestar por mínimos o máximos que fuesen, siempre están presentes manifestándose así sea brevemente a través de una presencia, de un acontecimiento, de una alegría. Evoquémoslos una y otra vez de manera permanente, con todos los detalles sentimientos, emociones, lugares, personas y sostengámoslos presentes por varios instantes hasta que nuestro cuerpo sienta las sensaciones que generan, hasta que una sonrisa interior surja. Allí se abre la puerta de acceso a la memoria de Amor en nosotros. Solo ingresa y descubrirás que son más que momentos de vida. Hallarás una conexión muy especial con otras cosas más extraordinarias y ahí experimentarás algo indescriptible que te envuelve; Ese es el Poder de lo que estas hecho y eres. Tu verdadera realidad y con ello lo transformas todo ahora si lo decides.  

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: