Este es otro Cuento Sueño del Señor Nochahua.

En una familia con varios hermanos, la madre ofrece a sus cinco hijos una galleta.

Inmediatamente todos responden :

-Para mí,

-A mí me toca

-Mi preferida,

-Yo mismo soy,

-No hay nadie como yo, responde el último.

La madre vuelve de la cocina y sorpresa para todos, ofrece una rica torta para los cinco hermanos, de tamaño tal que alcanza para invitar a otros amigos que jugaban en las cercanías incluyendo un amigo que regresaba ya de una fiesta bien servido y bien comido.

Por supuesto que el gordito fiestero comió poco para no indigestarse.

La vida tiene esas sorpresas, que pidiendo poco nos otorga mucho más  para mayor cantidad de personas, que trae abajo el yoísmo, individualismo y proporciona alegría, concordia y satisfacción general.

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: