Un viejo avión surca día a día el cielo limeño. Tengo conciencia de él, desde mi ubicación en Surquillo, zona de la ex Hacienda La Calera. Casi al amanecer de cada día se escucha los motores de este avión, que alguna vez vuela por encima de mi barrio, pero más de las veces encima de otros distritos de la capital del Perú. Debe tener una antiguedad que no baja de cincuenta años. Cubre una ruta que va de Sur a Norte , desde un lugar que desconozco a otro que menos lo puedo señalar. Aparentemente transporta mercaderías de un lugar a otro. Llama la atención su ronrroneo matinal y también el mantenimiento que le dan, dado los cincuenta años que lleva encima. La incógnita que acompaña este viejo avión, al igual que a todas las demás cosas y seres de nuestro alrededor, es hasta cuándo volará este viejo, roncador y bien mantenido avión? Sus dueños merecen una distinción de las autoridades de la aeronáutica aparte de las municipales, porque aviones como el que origina este artículo, hay pocos, menos volando una Capital de un país sudamericano,y de repente a mucho más nivel. De repente con ocasión de ese homenaje, sale a luz la historia de este viejo avión,y que sea materia de publicación en un diario o revista capitalinos, para conocimiento y demás comentarios de esta Lima, que hoy 18 de enero cumple un aniversario más de Fundación española.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: