Un gato sobrevive con una flecha en la cabeza. Sucedió en Estados Unidos, mas concretamente en Santa Cruz en Carolina del Norte.

El gato se apodaba Max y cuando fue encontrado por sus dueños tenía una flecha que atravesaba su cabeza, aunque tuvo que someterse a cirugía para extraersela.

El gato llevaba desaparecido dos días y cuando abrieron la puerta de casa un día, entró el gato con la flecha en la cabeza, dice el testimonio del veterinario que los atendió, pero lo curiosio es que ¡el gato comía y vivía normalmente!

Se le extrayó en el hospital la misma noche que se le había encontrado, y aunque le atrevasara la cabeza, parece que no le alcanzo el cerebro, dice Todd Stosuy (el veterinario).

Un oficial de control de animales investiga a fondo el asunto para encontrar un culpable y la investigación se centra en el propio barrio, ya que segun el veterinario, tienen pistas que apuntan que sucedió allí.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: