La presente es una adaptación libre de un viejo chiste, de una chanza buena y cruel que llevaba por título ¿Cómo funciona España?, y que me hizo recordar vía red social una amiga. Se trata de una inmortal ocurrencia aplicable a la historia política del país y que hoy en día viene a huevo. Intentando no ser gracioso, que para eso hay que valer y ése no es mi caso, ahí va la chuscada.

“Una profesora pone como deberes a sus alumnos que investiguen de qué manera funciona un país. Al llegar a casa, uno de los niños le pregunta a su padre: ¿Papá, cómo funciona España?

-Te lo explico fácil con un ejemplo. Coge tu cuaderno y toma nota:

Mi papá es el gobierno, porque en casa el que manda es él. Mi mamá es la ley, porque ella impone el orden. Mi abuela son los medios de comunicación, porque todo lo sabe y todo lo cuenta. La empleada es el pueblo, porque es la que hace el trabajo de la casa.

Y el niño piensa y dice…

Yo soy la juventud y mis hermanos pequeños, los mellizos, son la esperanza y el futuro.

El padre, satisfecho, sonríe y le felicita. Enhorabuena. Ya tienes tu tarea resuelta.

Llega la noche, el niño se levanta al oír ruido en el cuarto de la empleada y observa a su padre, borracho como una cuba, abusando como un baboso de ella, que se resiste como puede. Se dirige corriendo, entre asustado y enfadado, hacia el dormitorio de sus padres y allí se encuentra a su madre dormida profundamente, narcotizada por la tortilla de somníferos que se atiza todas las noches para poder descansar.

El niño piensa lo que piensa y se va a la habitación de la abuela, que a buen seguro tomará cartas en el asunto. Abre la puerta y se encuentra a la buena señora hipnotizada viendo una sobredosis de telebasura. Ni caso que le hace al chiquillo. Es más, le manda a hacer puñetas.

Desesperado y aburrido, vuelve a su cuarto y el panorama es desolador. Sus hermanos berrean como descosidos; uno se ha vomitado entero y al otro le chorrea el pañal. Es en ese momento cuando el niño ve todo claro y exclama.

¡Ahora lo entiendo todo! El gobierno, totalmente descontrolado se folla al pueblo. Éste no tiene más remedio que aguantarse si quiere seguir comiendo. La ley se coloca para dormirse y no tener que intervenir. Los medios de comunicación pierden el tiempo en tonterías, mirando hacia otro lado. A la juventud nadie le hace caso. Y la esperanza y el futuro están de mierda hasta el cuello.”

No sé si es chiste o esquela. Lo que sí que sé es que provoca más dolor que risa. Así nos va.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: