Disfrutando comiendo.

Umami es el quinto sabor que podemos disfrutar y que desconocía hasta que leí un artículo sobre el profesor de la Universidad Imperial de Tokio Kikunae Ikeda. Fue en 1908 cuando después de realizar numerosas investigaciones y pruebas, descubrió que en el centro de la lengua existía un sabor que detectaban las papilas gustativas y los bebés lo percibían cuando sus madres los amamantaban.

Umami es el quinto sabor que se unió a los cuatro que todos conocemos: dulce, salado, amargo y ácido. Kikunae Ikeda eligió la palabra uniendo dos términos japoneses «umai» que significa delicioso y «mi » que significa sabor. Es un sabor que no se puede definir por la sutileza y suavidad. Nuestro paladar tiene que acostumbrarse a detectar la sensación suave y prolongada que sentimos cuando comemos tomate, jamón, queso, anchoas, bonito e incluso si bebemos té verde.

Umami es el quinto sabor que podemos encontrar en estos alimentos tan comunes además de resaltar el sabor individual de los ingredientes que utilicemos para acompañarlos. Siempre ha estado unido a los cuatros sabores conocidos; sin embargo, la intensidad del sabor dulce, salado, amargo y ácido, ha eclipsado la existencia de este quinto sabor.

Todavía no lo he experimentado, pero intentaré apreciarlo cuanto antes para poder notar esa sensación tan deliciosa.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: