El turismo ornitológico: aspectos positivos y negativos

EL TURISMO ORNITOLÓGICO: aspectos positivos y negativos

Desde hace unos años EL TURISMO ORNITOLÓGICO ha ido ganando adeptos. Gracias a la globalización, hoy en día se puede acceder a lugares impensables hasta hace poco. Además, quien lo desee puede disponer de información precisa sobre cómo llegar a un lugar concreto o cómo localizar un el hábitat de determinada ave. Pero, como todo en la vida, el turismo ornitológico tiene sus aspectos positivos y negativos.

Empecemos por los negativos. En primer lugar, el TURISMO ORNITOLÓGICO puede causar dificultades a las aves. El hecho de que mucha gente visite un lugar determinado molesta a las aves. Si esta molestia se repite, la aves pueden abandonar el lugar. Generalmente estas dificultades tienen su origen en la ignorancia de los turistas.

Otro de los ASPECTOS NEGATIVOS es el empeño en optimizar la observación de las aves para el disfrute de los turistas en detrimento del bienestar de las mismas.

Gracias el desarrollo de la tecnología digital, últimamente han proliferado en gran manera los fotógrafos de naturaleza. Sin embargo, los conocimientos en ornitología de bastantes de ellos dejan, a menudo, mucho que desear.

Estos fotógrafos de naturaleza, aficionados en su mayoría, se aproximan demasiado a los nidos con objeto de lograr una buena instantánea. Otras veces utilizan reclamos, acústicos y visuales, para atraer que quieren fotografiar. Y no faltan quienes mueven el nido de sitio para que el encuadre sea más artístico.

A pesar de todo, el turismo ornitológico tiene más aspectos positivos que negativos.

Uno de los ASPECTOS POSITIVOS más importantes es que el turismo ornitológico ha hecho que el mundo de las aves y su entorno sea más valorado. En muchos sitios la visión de los lugareños ha ido cambiando, aunque sólo sea por motivos económicos, cuando turistas diverso lugares acuden a observar su patrimonio cultural.

Por un lado es necesario educar a la población para que se implique en el cuidado del entorno. Por otro, es imprescindible compaginar el modo de vida de las personas que viven en estos lugares y la observación de las aves.

Otro aspecto positivo: divulgar la vida y costumbres de ciertas aves puede evitar su desaparición. El turismo ornitológico puede ayudar a esforzarnos más en el conocimiento de nuestro entorno, a través de proyectos científicos.

No debemos olvidar que el turista ornitológico suele estar, en general, bastante concienciado sobre la necesidad de cuidar el medioambiente.

Seguramente de todos los tipos de turismo existentes el más sostenible es EL TURISMO ORNITOLÓGICO. 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: