“El americano” narra la historia de Jack (George Clooney), es un asesino a sueldo solitario de origen estadounidense que se traslada a Italia después de que un trabajo en Suecia no acaba bien. En su nuevo destino, un pequeño y montañoso pueblecito medieval, llamado Castel de Monte en la región de los Abruzos, su presencia llama la atención de los vecinos.

Entonces, acepta el encargo de fabricar un arma para una misteriosa mujer belga, Mathilde (Thekla Reuten). A la vez, Jack entabla una peculiar amistad con el párroco local, el padre Benedetto (Paolo Bonacelli) y un romance con Clara (Violante Placido), una bella prostituta de buen corazón que busca el amor verdadero…

Ésta es la segunda película como director de Anton Corbijn. Rowan Joffe es el guionista, que ha adaptado la novela “Un caballero muy reservado” de Martin Booth.

El largometraje podría definirse como un thriller de suspense, cuyo principal reclamo interpretativo es el guapo George Clooney, que, no en vano, figura en todas las listas de actores más mediáticos del planeta.

Sin embargo, la trama del filme no es especialmente original. Al contrario, está repleto de clichés de este género: la mujer descarriada que a través del amor lleva a la redención al asesino a sueldo está muy, pero que muy, visto.

Otro aspecto negativo es la parquedad en los diálogos, de tal suerte que en los primeros veinte minutos de metraje, apenas escuchamos un puñado de frases, lo que resta naturalidad a la acción.

Tampoco me gustó el final, abrupto y desmañado. Además, su ritmo lento y su sobriedad en las escenas de acción (que en algunos casos no es un defecto, sino una virtud) hacen de El Americano una película no diseñada para el espectador impaciente. Vamos, que el trailer y el cartel de la película que incluye la palabra “trepidante” engañarán a todo aquél que espere ver una película de ritmo frenético.

           En el capítulo de las interpretaciones, destacaría a un Clooney espléndido, contenido gestualmente, sosegado, duro y de mirada profunda, en el papel más difícil de su carrera. Entre los secundarios destacan Thekla Reuten, en un papel enigmático y muy sugerente y Violante Placido, con una sonrisa capaz de iluminar la pantalla.

La música otorga a este filme una atmósfera inquietante, aunque incluya las canciones que siempre aparecen en las cintas estadounidenses que transcurren en Italia, como Tu vuò fa l"americano o La Bambola.

La fotografía también es bastante apreciable, con unas localizaciones acertadísimas y de gran belleza.

Siendo generosa, un siete para esta cinta con regusto a las películas americanas, francesas e italianas de finales de los 60 ó principios de los 70.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: