Nuestro tiempo se va terminando.

Adiós anunciado entre lágrimas y congojas hondas.

Adiós cargado de memorias de canciones y poemas tristes:

“Beber el trago del dolor hecho de lágrimas

Sentir el sabor amargo del adiós último. (1)

¿Por qué se marchitó la flor de nuestro amor?

¿Por qué se voló el pájaro de nuestros sueños?

¿Por qué esta angustia tensa, si el vino estimulante del deseo aún no se apagó?. (2)

Beber las lágrimas del sin sentido, de lo incomprensible.

Porque ya no hay leña en el árbol de la fe,

Y ya nos probamos la mortaja del recuerdo,

Y nos acostamos en la tumba del pasado. (3)

Y el mundo ha dejado de ser mágico,

Y ahora todas las lunas son espejos del pasado,

Cristales de soledad. Soles de agonía. (4)

Hemos cometido el peor de los pecados de los amantes:

No nos hicimos felices. (5)

No pudimos querernos.

Impotencias de hierro.

Amores sin fe.

Ya atravesamos sin quererlo la puerta de la densidad.

Océano de brumas.

Mares de confusión.

Almas extraviadas.

Corazones de niños asustados.

Promesas incumplidas.

Cruz de desdicha.

Revelamos nuestro misterio,

Pero no encontramos la paz.

La espesura de lo denso urdió este infierno sin centro.

Laberinto sin forma.

Cristal de confusión.

Filo en la nada.

Roca desangelada.

Me pierdo y te pierdo.

Transmutarnos en nadas.

Nos mostramos las heridas

Y no fue suficiente.

Nos fundimos en éxtasis sublimes,

Pero nos quedamos vacíos.

Cuerpos y espíritus entrelazados en danzas ardientes,

Pero no encontramos la luz.

Amor hecho a la medida de mi pena.

Te vas alejando y ya no te tomo.

Me amas, pero te pierdo.

Te amo, pero te vas.

Me llamas y ya no escucho.

Nos abrazamos y somos calor.

Pero también somos cenizas.

Cenizas de sueños no consumados.

Ya tejemos el ocaso de nuestros soles.

Ya nos vamos separando.

El péndulo va y viene.

Pero sabemos que habrá de detenerse.

Pronto.

Nos quedaremos sin tiempo.

Y ya no existirán brillos para nosotros.

Adiós Mi Amor.

Adiós.

(1) “Cuando existe tanto amor”. Sandro, Anderle, Soldán

“Qué triste es despedirse cuándo existe tanto amor” (…)

“Ya bebo de tus lágrimas el trago del dolor,

con el sabor amargo que nos da el último adiós”.

(2), (3) ¿Cómo te diré?. Sandro, Anderle

¿Cómo te diré, que aquella flor

que era este amor se marchitó,

que el pájaro de sueños que tuvimos ya voló,

que el vino estimulante del deseo se acabó?

¿Cómo te diré, que ya mis ojos

se cansaron de llorar,

que ya mis brazos se durmieron de esperar

crucificado en la agonía de tu adiós,

de tu tal vez, de tu quizás?

¿Cómo te diré, que ya no hay leña

en el árbol de la Fe,

que la mortaja del recuerdo me probé,

que ya en la tumba del pasado me acosté?”

4) 1964. Jorge Luis Borges

“Ya no es mágico el mundo (…)

Ya no compartirás la clara luna

ni los lentos jardines. Ya no hay una

luna que no sea espejo del pasado,

cristal de soledad, sol de agonías”

He cometido el peor de los pecados…

5) He cometido el peor de los pecados. Jorge Luis Borges

“He cometido el peor de los pecados

que un hombre puede cometer. No he sido

feliz. Que los glaciares del olvido

me arrastren y me pierdan, despiadados”.

Pintura -autor desconocido-

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: