AFLICCIÒN

 

A beses me aflijo,

pienso, que será de mi mañana.

El sol sale y se oculta tras la montaña.

De este día sea bueno o sea malo,

solo quedan tenues recuerdos.

Luego me pregunto, que gano con afligirme.

Podre cambiar mi triste destino.

Será que puedo aliviar mi dolor con llanto.

Si fuera así de fácil, dejaría que fluyan mis lágrimas.

Permitiría que corran por mis mejillas.

Y no me avergonzaría que me vieran llorar.

Pero son espejismos en medio del desierto,

que se pierden en la distancia.

Nubes que ocultan un momento los fuertes rayos del sol,

pero cuando pasan vuelve hacer el mismo calor.

Es verdad que las lágrimas suprimen la aflicciòn,

pero solo por un breve momento,

luego vuelve a ocupar su lugar,

como el ave que regresa a su nido.

Lo digo por experiencia propia.

E navegado en sus caudalosas aguas.

E cabalgado a su lomo asta la cima,

y aunque e caído abatido por sus flechas venenosas.

Me e vuelto a poner de pie una ves mas.

Ha un siento que su veneno corre en mi torrente sanguíneo.

Creo que me e vuelto inmune a la aflicciòn.

Ahora ya no le tengo miedo como antes.

E aprendido a enfrentarla cuando me visita.

E aprendido a convivir con ella.

Porque nada gano con afligirme.

Aprendí a vivir un día a la ves.

Porque cada mañana trae su afán.

Así como cada dìa su propio mal.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: