Si eres de los que en ocasiones viaja sólo o en pareja, seguro que te habrás visto en la situación de querer foto un momento de tu viaje pero no sabes cómo o dónde colocar la cámara para lograr salir en la foto, ya sea sólo o con tu acompañante y detrás el lugar o paisaje que deseas tener de fondo.

 

Es evidente que no es cómodo andar viajando con un trípode profesional o telescópico al hombro para las cuatro ocasiones que lo vamos a utilizar. Tampoco conviene recurrir con demasiada confianza a ese espejito del que disponen algunos móviles y cámaras para el autorretrato, de modo que se pueda fotografiar algo más que un par de cabezas cortadas sobre el horizonte.

 

La opción más habitual es recurrir al disparo retardado apoyando la cámara en algún sitio improvisado, por ejemplo, sobre el espejo retrovisor de un coche. Es evidente que estas opciones son extremadamente peligrosas porque ponen en juego los cientos de euros que cuesta tanto la cámara como los posibles objetivos que utilice.

 

Sin embargo, hay una excelente solución, cómoda y barata. Los GorillaPod de la casa Joby son unos trípodes de bolsillo que nos pueden sacar de este tipo de apuro con solvencia, de modo que nuestras fotos al final de esas vacaciones no resulten un compendio de fotos movidas y desencuadradas que mejor haremos en no enseñar.

 

Estos trípodes son pequeños y flexibles gracias a la anatomía de sus patas, formadas por pequeñas rótulas circulares que permiten colocarlas en casi cualquier posición. Además, cuentan con la virtud de tener imanes en los extremos, lo que permite su fijación a superficies metálicas, siempre que la cámara que utilicemos sea compacta y no supere los 350 gramos de peso. Existen modelos de trípodes de bolsillo que permiten soportar hasta el peso de una cámara de vídeo profesional de unos 5 kg.

 

Sin duda se trara de un trípode utilísimo por su facilidad de uso y transporte, sobre todo si eres mínimanente aficionado a la fotografía y te gusta regresar de tus viajes con un buen reportaje del lugar y las personas con las que has estado. Las fotos son nuestra historia particular, qué menos que dedicarles un mínimo esmero para que el recuerdo sea agradable.

 

Ya no será excusa lamentar no haber llevado un trípode en toda ocasión en la que se presenta una buena foto en nuestros viajes.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: