1. No comas nada que sea blanco.


Piensa en la mayoría de los alimentos que son blancos y es muy
probable que no debas de comerlos. Específicamente, estoy
hablando del pan blanco, la pasta, el arroz blanco, y la
mayoría de los productos lácteos. Los alimentos sanos como la
coliflor, el pollo, pavo y pescado son excepciones a esta
regla.

2. Solo bebe agua, ¡NADA más!

 
¿Y el café?. Con el objetivo de evitar los posibles dolores de
cabeza que te podrían dar, está bien si bebes una pequeña
taza de café orgánico. ¿Qué si puedes agregarle crema?... Bueno,
¿es blanca?

3. No comas nada que tenga trigo en la lista de ingredientes.


¿Y si es integral? Mira, si la palabra empieza con T, termina
con O y tiene las letras r-i-g  en medio, no puedes comerlo.

Te recomiendo ampliamente que sigas las mismas reglas durante
los siguientes 14 días (No, no por el resto de tu vida. Solo
por los siguientes 14 días). Quedarás totalmente asombrado con
los resultados. Recuerda, nada de alimentos blancos (con excepción
de los que mencioné antes), solo bebe agua y no consumas
productos de trigo.

Te prometo que no tienes que comer así a largo plazo para
perder peso y no recuperarlo; sin embargo, si sé que esta es
una manera grandiosa de arrancar tu metabolismo y ver que parte de
tu peso inicial desaparece un poco más rápido.

Recuerda .

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: