Fotografía

Tren del Infierno


De niño me encantaba ver películas de terror, un hábito que por suerte, continúa hasta hoy. A veces, son deliciosamente espeluznantes, magníficamente melodramáticas, y absolutamente kitsch. Así fue que con gusto que sumergí en Tren del infierno (Hell Train), escrito por el inglés Christopher Fowler, para descubrir un homenaje impresionante al cine macabro. Y con un título como Tren del infierno puedes estar seguro de que se trata de un “descarado” viaje de terror.

Tren del infierno nos ubica alrededor de la época de la Primera Guerra Mundial. El tren Arkángel, un monstruoso gigante de hierro y vapor, pasa a través de sus estaciones de Europa del Este en la medianoche durante la octava luna llena de cada año. A medida que avanza, recoge una variedad inusual de pasajeros, y quienes suben pronto se dan cuenta de que el costo del boleto puede ser mucho más caro de lo que imaginan. El tren en sí es otro personaje en este libro como lo es su colección de eclécticos pasajeros; Desde el pícaro aventurero inglés, Nicholas, y el objeto de sus afectos, Isabella, hasta la esposa del vicario, Miranda, y su ingenuo marido.

Tren del infierno nos muestra la fachada demoníaca de esta gigante de hierro, su caldera ardiente, y su chimenea escupiendo humo y cenizas, Fowler nos presenta una máquina diabólica, cuyo estruendo rompe el silencio de la noche, con sus pistones al máximo, con el vapor que va aumentando la presión, y sus luces parpadeantes. Las cosas se ponen más interesantes en Tren del infierno cuando el tren Arkangel comienza a "probar" a sus pasajeros. Fowler teje una trama interesante y reflexiva. Proporciona un excelente contexto, no sólo para la historia, sino también para lo que yo interpreto que es su objetivo mayor: el tributo a las gloriosas películas clásicas de terror.

En Tren del infierno, el autor ha destilado todos los elementos de una película, pero lo más importante, también ha captado el espíritu, y el sentido de la aventura, junto con la pasión por lo macabro. Para un libro que es un guiño a las películas clásicas de terror, y por ello podría tener una trama muy estructurada, Tren del infierno está lejos de esto. Es una desvergonzada carta de amor a la edad de oro del cine, pero también es una lectura de terror muy agradable, y llena de adrenalina que definitivamente vale la pena leer.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: