COMO TRATAR LA ROSACEA

La rosácea es una enfermedad crónica que afecta la piel, sus síntomas incluyen el enrojecimiento, granos, espinillas y en etapas más avanzadas, el engrosamiento de la piel. La causa de la rosácea se debe a una combinación de factores hereditarios y ambientales, no existe una cura definitiva, sin embargo actualmente existen varios tratamientos, el definitivo es indicado por el dermatólogo, generalmente está orientado al alivio de los signos y los síntomas.

La duración del tratamiento depende del tipo y severidad de los síntomas, generalmente es a largo plazo. En el caso de piel rosácea con pústulas infecciosas se utilizan antibióticos tópicos como el metronidazol, peróxido de benzoilo y ácido azelaico, por vía oral (tetraciclina, minociclina y eritromicina).

Algunas pautas ayudan en el manejo de la piel rosácea:

-Evitar frotar o exfoliar la piel afectada con esponjas

-Limpiar la piel con agua tibia

-Emplear un limpiador suave y libre de fragancia

-Secar el agua de la piel suavemente con una toalla de algodón absorbente

-Aplicar la medicación antes del protector solar o maquillaje.

-Usar un producto de función barrera, un hidratante, este producto ayuda a reparar la barrera de la piel.

-Aplicar un protector solar adecuado (protección UVA y UVB, un SPF de al menos 50+ y pantalla mineral de óxido de zinc o dióxido de titanio).

-Se debe evitar el uso de astringentes o tónico.

-Se debe elegir maquillaje con precaución.

-Se debe evitar el consumo de bebidas calientes, alcohol y comidas picantes.

Las alternativas para el manejo por vía externa pueden ser cremas hidratantes específicas para piel rosácea, los cuales se aplican sobre la piel limpia y seca una vez al día por el periodo de 3 meses.

De manera complementaria se puede recomendar el consumo de vitaminas antioxidantes y colágeno.

En el tratamiento de los casos graves se emplean métodos quirúrgicos, como la cirugía láser y la electrocirugía.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: