prostitución

Trata de personas, niños, niñas

La trata de personas, es una práctica de desaparición, secuestro y ocultamiento de identidad, de niños y personas adultas. En el caso de la trata de niños existen diferentes variantes; mediante partos clandestinos, adopciones ilegales… Como podemos ver, es un tráfico perverso, ruin, inhumano controlado por las mafias de diferentes características para su financiación. En el pasado y ahora ha sido una práctica usada en regímenes dictatoriales, como una forma de represalia contra mujeres o familias que no son afectas al régimen.

En el tráfico de niños existen varias prácticas, entre ellas la adopción ilegal con simulación de legalidad y en complicidad con altos personeros de algunos gobiernos, que han configurado agencias revestidas de falsa institucionalidad, con el solo fin de ganar grandes cantidades de dinero, para que vivan en la opulencia los que se escudan o están detrás de estas organizaciones. Con el agravante de que estas plataformas de delincuentes disponen de sicarios y criminales para suprimir de forma letal a aquellos que osen denunciar este tráfico criminal.

También podemos entresacar otros como; la explotación infantil laboral, servicio doméstico, moderna modalidad de esclavos en el campo, minas, plantaciones, y fábricas, trabajadores sexuales, prostitución, pornografía infantil, corrupción de menores, abuso sexual infantil y, algunas otras actividades criminales como el robo y la mendicidad, incluso el uso militar de niños (África, Asia, guerrilla en países de América latina…).

En este vecindario llamado Mundo, en diversas regiones del mismo hay, niñas, niños que son comprados, vendidos y transportados, secuestrados, lejos de sus hogares. Es vergonzante, que en pleno siglo XXI exista este comercio que produce pingües ganancias multimillonarias, que continúa creciendo en el mundo a pesar de los intentos por frenarlos.

esclavitud moderna

Horror siglo XXI

El tráfico espantoso, horrendo y flagrante de los niños, es una de las violaciones de la dignidad humana. Con una gravedad extrema de los derechos humanos en el mundo en que vivimos y, que está presente en casi todos los países para desgracia de la humanidad. Cada año, cientos de miles de niños son pasados de contrabando a través de las fronteras, comerciados y vendidos como si fueran cosas y no sujetos con derechos. A lo mejor, en gran parte; con la complacencia y la indiferencia de los funcionarios que custodian estas fronteras porque, reciben un beneficio en metálico por mirar para otro lado, mientras se consuma el acto delictuoso. Sin derecho a la educación, la salud, crecer dentro de una familia o a la protección del abuso de estos niños explotados por adultos, mientras que su desarrollo físico y emocional y su posibilidad de sobrevivir son amenazados.

Algunos datos adicionales

Alrededor de 5000 denuncias por robo de niños fueron presentadas entre 2008 y 2010 en tres años solamente en México.

Un informe presentado del Netherland National Committee para UNICEF, revela que encontraron indicadores importantes de tráfico de niños en los Países Bajos, con diversos propósitos (servicio doméstico, prostitución, trabajo esclavo y actividades criminales).

Argentina

Durante la dictadura argentina (1976-1983) se produjeron secuestros y desapariciones de bebés, en muchos casos hijos de mujeres detenidas-desaparecidas.

Explotación sexual

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo estima en unos 500 los niños que desaparecieron en esas circunstancias y cuya identidad ha sido sustraída, y es la principal organización de derechos humanos en impulsar la búsqueda, recuperación y atención especial de los mismos. Hasta septiembre de 2010, han sido recuperadas 102 personas que habían sido víctimas del tráfico de bebés.

España.

En España, el tráfico de bebés se produjo principalmente durante el franquismo, y en particular entre 1963 y 1970, aunque también se han registrado casos una vez restablecida la democracia, incluso hasta 1995. En los primeros años de la dictadura, la práctica estuvo cargada de ideología, siendo secuestrados hijos de presas políticas y mujeres del banco republicano para dárselos a familias conservadoras. La práctica no se circunscribió al régimen, y los casos posteriores pasaron a ser tramas puramente económicas. Había un mercado que demandaba niños en adopción y hubo mucha gente que creó un sistema para satisfacer esa demanda.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: