Trastorno obsesivo-compulsivo

El trastorno obsesivo- compulsivo, afecta cada vez a un mayor número de personas. Sus consecuencias a veces pueden ser dramáticas

La principal característica de este trastorno, es que en la mente aparecen diferentes pensamientos, ideas e impulsos que no tienen ningún sentido, pero permanecen en el cerebro de forma permanente. Son las obsesiones, que la persona percibe como instrusos absurdos, pero es incapaz de controlarlos. La consecuencia es que esas obsesión crean malestar e incluso depresión. 

Como respuesta a esas obsesiones, el paciente reacciona  mediante las compulsiones, es decir, actos o conductas que son muy repetitivas, no tienen ninguna finalidad definida, pero sí un objetivo. Tratar de disminuir la ansiedad producida por esa obsesión. 

Ejemplos de este tipo de comportamiento son: lavarse las manos de forma compulsiva, comprobar de manera repetitiva la cerradura de la puerta, o las llaves de paso del agua o del gas. También comer de forma compulsiva determinados alimentos. 

Síntomas del trastorno obsesivo- compulsivo 

Los síntomas del trastorno son muy variados, aunque sí hay varios temas que son comunes a una gran parte de los pacientes. Entre ellos están: la obsesión por la limpieza, la higiene, la puntualidad, cumplir a rajatabla las normas, el pensar que pueden matar a alguien o a tener alguna enfermedad que sea incurable. 

Los pasos que hay que seguir para realizar el diagnóstico están recogidos en la décima revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades, perteneciente a la Organización Mundial de la Salud.

Evolución del trastorno obsesivo-compulsivo

La evolución del trastorno en la mayoría de los casos suele ser de forma crónica y a veces puede variar. Existe algún caso, en el que el paciente es capaz de controlar los síntomas obsesivos y la ansiedad que se produce por su aparición. Sin embargo, en otros casos los rituales duran casi todo el día, en estos casos, el paciente es incapaz de hacer otras tareas ya que las compulsiones son las que dominan toda su actividad diaria. 

Hay otros trastornos asociados al trastorno obsesivo.compulsivo, como son la depresión, los trastornos de la alimentación y el consumo de determinados fármacos. En algunos pacientes con este tipo de trastorno puede existir un mayor riesgo de suicidio. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trastorno obsesivo-compulsivo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: