Un trastorno de la conducta puede ser difícil de detectar en determinados casos. Una persona que está afectada por este tipo de trastorno es consciente de su afección,sufre y normalmente no lo cuenta a los que le rodean.

El TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO, comúnmente llamado TOC, es un trastorno de la conducta que afecta a un alto porcentaje de la población mundial. Suele ser difícil de detectar por los demás porque se presenta de diversas formas según la persona y en ocasiones pueden confundirse con una manía.

Tener cierto tipo de manías, hasta cierto punto puede ser normal, pero una persona que padece TOC convierte estas manías en algo obsesivo. No solo existen las personas obsesivas con la limpieza y el orden, también las hay que necesitan recordar constantemente sus pensamientos o las que realizan compulsiones para evitar la ansiedad. Una compulsión es una acción física que se realiza repetidamente (lavarse las manos, cerrar y abrir las puertas, encender y apagar las luces...), los obsesivos que realizan compulsiones son mas fáciles de diagnosticar puesto que hay una evidencia en su comportamiento. Pero existen otro tipo de obsesivos compulsivos, como los llamados “ritualistas” que no liberan su ansiedad con las compulsiones, éstos necesitan recordar todo lo que han hecho en un momento determinado para sentirse mejor. Todos los obsesivo saben que todos sus rituales no tienen sentido pero necesitan hacerlo para no sentir la ansiedad.

Existe un pensamiento común en las personas que padecen trastorno obsesivo compulsivo, y es que si no realizan sus compulsiones o rituales creen que algo negativo va a pasar, sobre todo a sus familiares. El pensamiento de hacerles daño a los demás suele ser algo recurrente en un obsesivo compulsivo, y es lo que más le hace sufrir, pues la persona vive atormentada por esos pensamientos porque es consciente de lo terribles que son. Por todo esto una persona con TOC suele estar, en la mayoría de casos, deprimida.

Normalmente una persona afectada por el trastorno puede padecer también FOBIA impulsiva, que es ese miedo irrefrenable a infringirse daño así mismo o a los demás. ( Por ejemplo: una persona que tenga fobia impulsiva si está en el andén de un tren pensará que va a tirarse o a empujar a alguien, y esa idea le atormentará a lo largo del día aunque sepa perfectamente que sería incapaz de hacerlo).

El trastorno obsesivo compulsivo se puede tratar y de esta manera disminuir sus efectos. La ayuda psicológica es imprescindible aunque también se suele tratar con antidepresivos y ansiolíticos, siendo la fuerza de voluntad lo más importante.

Trastorno obsesivo compulsivo

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: