Trastorno

TRASTORNO GENERAL DE DESARROLLO

LA TGD (TRASTORNO GENERAL DE DESARROLLO) Y SUS SÍNTOMAS

 

TRASTORNO GENERAL DE DESARROLLO:

La CIE-10 (Clasificación Internacional de Enfermedades, décima versión) define al TGD (Trastorno General de Desarrollo) de la siguiente forma:

“Grupo de trastornos clasificados por alteraciones cualitativas de las interacciones sociales recíprocas y modalidades de comunicación, así como por un repertorio de intereses y de actividades restringido, estereotipo y repetitivo.”

Dicho trastorno denominado TGD afecta, mayormente, a los varones y en diferentes etapas del desarrollo. Puede aparecer antes de los primeros 36 meses de vida, aunque también hay casos en los que TGD aparece a lo largo de la infancia a una edad más tardía.

¿Cómo se reconoce esta enfermedad?

El TRASTORNO GENERAL DE DESARROLLO se manifiesta a través de tres síntomas básicos que se conocen por la denominación de la TRÍADA DE WING en honor a la psiquiatra LORNA WING (*Kent, Inglaterra 07/10/1928 - †Kent, Inglaterra 06/06/2014). Estos tres síntomas son:

  1. Trastorno de la comunicación verbal (tanto la verbal como la no verbal).
  2. Trastornos de las relaciones sociales.
  3. Centros de interés restringidos y/o conductas repetitivas.

El TGD se clasifica en 5 categorías según la gravedad de los síntomas empezando por el más leve hasta el más severo. Estos síntomas que definen la gravedad del TRASTORNO GENERAL DE DESARROLLO pueden ser, por ejemplo, si el paciente habla cierta cantidad, habla poco o se encierra en el mutismo. La inhibición del habla puede llegar al extremo que el paciente no pide ni siquiera comida, aunque tuviera hambre. Otro de los síntomas se manifiesta a través de la integración social, si busca o no amigos, si se acerca a otros niños de su edad para jugar y se comunica con ellos de alguna forma o no. Muchas veces, la persona afectada no sabe cómo buscar amigos y cae presa de otros niños intelectualmente superiores quienes, por la picardía innata presente durante la infancia, se aprovechan de la situación del paciente.

Hasta el presente, se desconoce el origen exacto del TGD. Lo que sí sabemos es que abarca anormalidades en la estructura del cerebro, alteraciones en los neurotransmisores y puede existir una base genética. Pero, es muy importante detectar este trastorno cuanto antes, mejor, porque se puede mejorar en mayor o menor medida gracias a terapias y tratamientos que indicarán en su caso los especialistas. Se trata, en todo caso, mejorar la calidad de vida de la persona y convertirle en una persona capaz de vivir de forma autónoma.

¿Dónde se diagnostica el trastorno TGD?

Se comienza por la casa, donde en el ámbito familiar los padres y la familia en general son las primeras personas y las más cercanas que pueden sospechar un problema de desarrollo en el niño.

El segundo lugar, donde más veces se suelen detectar los problemas, es en las escuelas, tanto en la Primaria como en la Secundaria.

¿Cómo se confirma el diagnóstico?

En los colegios, los pedagogos y los psicólogos (donde los haya) están en continuo contacto con los tutores y los profesores en general. Cuando un alumno se convierte aparentemente en un niño conflictivo o se sospecha alguna dificultad en su comportamiento, el tutor lo comenta con el orientador o la orientadora. A partir de este momento, comienzan una serie de pruebas que se realizan en determinadas horas, sacando al niño de clase para poderlos realizar. Este procedimiento siempre se lleva a cabo después de haber hablado con los padres del alumno, quienes deben dar previamente su consentimiento para poderlos realizar. Los resultados de dichas pruebas son los indicadores, aunque no concluyentes, de que pueda haber un problema de trastorno.

Si los resultados indicasen ciertos problemas y siempre con el consentimiento previo de los padres, el colegio o instituto activa un plan de investigación para darle un diagnóstico adecuado al alumno con ciertas dificultades cognitivas, comunicativas y sociales en su entorno. Este plan puede incluir activar a un equipo especializado de TGD. En su caso, se concertará una cita entre los padres del alumno y un psicólogo del equipo quien realizará una entrevista a los padres. Dicha entrevista puede ir acompañada por la presencia de un asistente o una asistenta social.

¿Cuáles son los especialistas o profesionales que llevan este tipo de trastornos?

Suelen ser los psicólogos aunque, dependiendo de la gravedad del trastorno, puede ser precisa también la intervención de un psiquiatra para obtener un tratamiento específico para el Trastorno General de Desarrollo.

Trastorno

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: