fotogarfia

El impulso  de robar objetos que con frecuencia no son necesarios es una actividad que el que lo padece no puede evitar ni controlar y con frecuencia va asociado a otros trastornos o a frustraciones personales. La persona cleptómana se diferencia mucho del ladrón ya que este lo hace para enriquecerse o por necesidad, mientras que el cleptómano se mueve por impulso y se apodera de cualquier cosa aunque no lo necesite. Es como un afán de satisfacer otras carencias que pueden ser en muchas ocasiones de tipo afectivo.

fotogarfia

fotogarfia

En muchas ocasiones las personas que sufren este trastorno después de robar algo sienten remordimientos y llegan a esconder los objetos para no verlos. Más tarde el impulso regresa y el círculo se repite de nuevo. Los episodios que sufren estas personas son:   

1º Tensión nerviosa y deseos de apoderarse de algo.

2º Sensación de placer y exitación al robar algo.

3º Sensación de culpa y sentimiento de vergüenza por la acción cometida.   

 Estos episodios se ven con frecuencia en grandes almacenes o supermercados grandes donde lo que se roba suelen ser cosas insignificantes.

fotogarfia

En realidad, las causas exactas de la cleptomanía no están bien definidas y hay diversas teorías, entre ellas la que está relacionada con la serotonina, que es una sustancia que regula las emociones y los niveles bajos de esta sustancia química son frecuentes en personas con comportamientos impulsivos. No obstante, también se da en personas que se acaban de separar o han tenido un fracaso sentimental o laboral y se encuentran estresadas, por lo que este trastorno se debería estudiar más.

fotogarfia

fotogarfia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: