Sara Ottoson nació sin útero. Y ahora se prepara para recibir el útero en el cual ella fue gestada. Este primer trasplante de útero se hará en el año 2012, por un equipo de médicos  de Gotemburgo.

Los especialistas creen que será un éxito, pero que se necesitan varios estudios antes de que el procedimiento de haga en la clínica, ya que al igual que otros trasplantes tiene muchas complicaciones debido a los largos vasos sanguíneos  que abastecen el órgano y que hay que conectar.

 

Sara nació con una enfermedad congénita rara, "agenesia mugelliana", también llamada síndrome de Mayer Rokitansky Kuster Hanser , que se caracteriza por el desarrollo anormal o ausencia de vagina y ausencia de útero.

Esta anormalidad afecta a una de cada 5.000 niñas, aunque carecen de estos órganos su producción de hormonas es normal y sus ovarios funcionan correctamente.

Una vez hecho el trasplante del útero de su madre, se fertilizarán los óvulos de Sara con el espelma de su esposo y se implantarán en el órgano.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: