dificultad

TRANSITANDO POR LAS DIFICULTADES

Lidiar con las circunstancias difíciles es; una manera de acopiar fortaleza de espíritu y voluntad para enfrentar la vida y conseguir lo que mejor deseas.

Si alguna vez te sientes que estas en esos días en que estas falto de inspiración y dinamismo, quiero que sepas que no te encuentras solo, tranquilízate. Los rosacruces y los cabalistas nos dicen de períodos existentes, en que el universo está alineado o está proclive para alcanzar satisfacciones en todo lo que emprendamos e igualmente en otros en que todo nos resulta cuesta arriba conseguirlo, e igualmente tenemos días en que ni siquiera queremos levantarnos de la cama.

Hay dos meses del año a los cuales un amigo los denominaba los “morochos”, yo; le preguntaba porque; y el respondía, que por prejuicio o por lo “que sea”, el los sentía muy pesados para todo emprendimiento fuera económico o de otra índole, al igual que los meses de octubre y noviembre. Cada quien tiene derecho a convivir con sus fobias o tener opinión prejuiciada sobre cualquier tema o condición de vida que le toque vivir o le ha tocado experimentar. Ancestralmente siempre el hombre generalmente, ha expresado opinión sobre, lo expuesto arriba, motivado a ese sentimiento o lado oscuro, incertidumbre, inseguridad en que se debate el ser humano en toda su existencia.

HOMBRE Y UNIVERSO

Actuar en paralelo con la energía del cosmos

Volviendo a los ciertos períodos de pesadez en la energía del cosmos, los cabalistas emiten opinión en nuestros días de que ahora, justo en este momento estamos pasando por uno de estos períodos, que pueden accidentalmente hacernos sentir perezosos. Es posible también que en este tiempo, nuestra naturaleza egoísta tienda ha hacer su indeseable presencia, por otro lado muchos de nosotros estamos pasando en este momento por situaciones de apremio y desafíos, poniendo a prueba nuestro valor, persistencia y voluntad.

Ahora bien, sin importar lo que suceda, siempre habrá una salida para salir de la oscuridad y llegar a la luz. De hecho existen períodos negativos que ponen a prueba nuestra perseverancia, voluntad y saber de qué material estamos hechos. Sin embargo estas épocas son propicias para sacar lo mejor que llevamos por dentro, al punto que en situaciones excepcionales somos capaces de producir resultados casi taumatúrgicos (milagros).

La luz cubre la oscuridad

Dicen los cabalistas que en estos tiempos que vivimos, existe más luz de lo usual y sostienen además que los tiempos difíciles son como un canal rápido para poner de manifiesto nuestro mayor potencial. Si transformamos nuestro sentido egoísta ahora, cuando hay mayor dificultad para hacerlo, podemos acelerar la limpieza de todas aquellas cosas que nos tienen aprisionados, pudiendo así cambiar las inclinaciones destructivas que nos acosan para poder crear más adelante nuevas maneras de ser en nuestro despertar.

Tenemos la oportunidad para hacer de nosotros unas mejores personas de las que estábamos destinados a ser. Afortunadamente con este cambio en nuestra conciencia podemos percibir que estos no son tiempo para vivir atemorizados, sino para construir la fortaleza que nos permitirá acometer el trabajo, difícil, denodado, para enfrentar las dificultades, con el fin de alcanzar los cambios que propiciarán logros positivos en nuestra existencia. Por mucha oscuridad que exista, siempre habrá igual cantidad de luz que la desaparezca.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: