Francisco Camps, presidente de la Generalitat de la Comunidad Valenciana, ha dimitido a consecuencia de todos los escándalos políticos y públicos que se ciernen sobre él. Aunque tal como él ha comentado, hace un "sacrificio personal", "Ofrezco mi sacrificio a España y al PP".

Y es que ya no ha sabido por donde coger el toro por los cuernos, no sabía ya donde meterse para seguir mintiendo y que los demás se siguieran creyendo el engaño. Tanto el PP de Valencia como los demás políticos del PP, en general, se estaban y se están metiendo, cada vez más, en un callejón sin salida intentando proteger al "niño bonito" de Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, y de Mariano Rajoy.

Horas antes se había publicado que él y otros más de la cúpula del PP valenciano iban a presentarse al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) para confesarse culpable de los cargos acaecidos en la trama de los "trajes". Se ha publicado que iba a ir, incluso, en coche oficial y que iba a entrar hasta el interior en coche. Más tarde se ha comentado que no iba a ir a declararse culpable de todo este embrollo político y ha preferido seguir donde estaba. Es cuando, minutos después, ha saltado la noticia que dimitía de su cargo. Los demás cargos sí han aceptado la culpabilidad con la máxima pena que les imputaban. Según parecía tenía que pagar una multa de 40.000 euros y nada más. Punto y final o aun hay más cosas bajo esta dimisión?

Según dan a conocer ciertos periodistas, el caso "trajes" no es más que la punta del iceberg de todo el entramaje de escándalos sucedidos a lo largo de todo este tiempo tanto en el PP de Valencia como en el PP de España. Una red de sucesos que saldrá o no a la luz por completo y se verán los auténticos culpables de todo ésto que está provocando que este tema se convierta en un culebrón sin ningún tipo de final.

Al comienzo de la rueda de prensa que ha efectuado después de su dimisión, Francisco Camps salió con la cabeza bien alta y con una sonrisa de oreja a oreja con una mirada altiva como ya nos tiene acostumbrados en sus comparecencias televisivas; explicando y reiterando que "los valencianos han visto como a lo largo de estos años su prosperidad ha ido creciendo (...) que en tres ocasiones he tenido mayoría absoluta gracias a mis conciudadanos", "Soy completamente inocente de las barbaridades que en estos años se han dicho de mí".

Para seguir haciendo alarde de su superioridad, Camps, antes de dimitir no ha permitido que Televisión Española (TVE), Overon y otros medios emitieran en directo su dimisión.

El ya expresidente de la Generalitat valenciana se añade así a una larga lista de dirigentes políticos y altos cargos que han dimitido por un asunto u otro de corrupción aquí en España y que, a su vez, no será el último de una gran cantidad de políticos corruptos que aun están en sus puestos de mando y que no tienen intención ni de dimitir ni de decir la verdad.

Por supuesto ésto no va a quedar aquí ya que Mariano Rajoy le ha prometido un cargo de "responsabilidad" tras las elecciones generales de 2012 en España. Camps no se va a ir con las manos vacías, por supuesto. Y para que el puesto no quede vacante y no hallan unas elecciones anticipadas, Camps propone a Alberto Fabra, alcalde de Castellón, como su sucesor.



Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: