TRÁFICO DE PERSONAS, UN CRECIENTE PROBLEMA EN EL SUDESTE ASIÁTICO
Aunado a la situación que enfrentan los refugiados en la actualidad, está la cuestión del tráfico de personas (muchos de ellos refugiados) en el Sudeste asiático. Cuando la situación de los Rohingya llegó a ser noticia internacional, también se supo de la existencia de amplias redes de tráfico de personas en Tailandia,  que fueron persuadidos para salir de su país de origen en busca de la prosperidad,otros buscando conocer más allá de sus fronteras, pero a cambio de esto terminaron en algún lugar remoto en Tailandia donde fueron tratados como esclavos.
Justamente, hoy me topé con una noticia del mes pasado (en Radio Free Asia) de trece testigos laosianos que fueron rescatados de una granja de cerdos donde los tenían trabajando en calidad de esclavos,   eran golpeados y debían trabajar arduamente sin pago alguno. Confinados en pequeñas áreas con barrotes a los lados, simulando jaulas. La granja pudo ser encontrada gracias a dos testigos que lograron escapar. Sucede que nueve de los trece, estaban entre los 15 y 18 de edad.

 ¿Qué los motivó a dejar su país?

Lo primero que se viene a la mente es por condiciones económicas y en muchos casos puede que así sea, pero de acuerdo con un investigador laosiano muchos de los jóvenes que deciden irse de su país es por cuestiones sociales, la experiencia que la aventura les aporta les hace quedar bien a ojos de otros laosianos. Contrario a la creencia popular, es por el valor social de la aventura, puesto que en muchos casos, no son pobres y están concientes de lo peligroso que puede ser y asumen los riesgos. No suena descabellado  si consideramos el peso que la opinión social tiene en la actualidad y más para generaciones jóvenes.
La situación podría empeorar si la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático) logra llevar a cabo su plan de un mercao común para el 2020; habria libre tráfico de mercancias, servicios, inversiones y mano de obra cualificada, esta última haría más difícil aún llevar un control de los flujos migratorios y así prevenir situaciones como la de los laosianos.
Sé que el tráfico de personas es una realidad que desafortunadamente se vive día con día, pero aún así no debemos acostumbrarnos a leer con naturalidad noticias como esta, que al menos el desinterés se torne en indignación, quizá la indignación no cambie nada de esa realidad, pero poco a poco, ayuda a generar conciencia. También quisiera resaltar, que el tráfico de personas no es una situación típica de países atrasados ni mucho menos,lamentablemente la inhumanidad es una característica que se da en todas partes del globo.

alambre, reja

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: