Muchas mujeres, al estar embarazadas, se sienten mejor incluso que antes de estarlo, y esto, si bien es muy bueno, es también una razón más para tomar ciertos recaudos ya que podrías bajar la guardia al sentirte tan bien.

1

Entre los consejos que te darán casi todos los especialistas están:

Reducir el estrés: Esto significa bajar la intensidad de algunas actividades, no andar con demasiadas preocupaciones, y cortar las tareas innecesarias. Si necesitas ayuda, no dudes en preguntar por ella y darte más descanso de lo normal también.

Tiempo personal: Apenas llegues a casa, tomate un descanso reparador, duerme y come bien, porque cuando ya esté nacido el bebe, tiempo es lo que menos tendrás para ti.

Antojos: Aprovecha de comerte esos dulces si se te antoja hacerlo, y date unos gustos.

Trabajo: Deja una copia de seguridad sobre lo que haces todos los días, porque el día que faltes, alguien tendrá que reemplazarte, y si no le facilitas la tarea, todos se verán resentidos con tu falta y a la larga eso te pasará la cuenta. Debes cerciorarte que has llenado los documentos hospitalarios y médicos necesarios para atender cualquier urgencia.

Trabajar no es para nada incompatible con el embarazo, aunque estresarse si es algo que no se debe hacer, y como casi no hay trabajos que carezcan de estrés, es algo difícil decidir si lo uno o lo otro, por eso, si no hay opciones en vista, hay que irse más lento por esos meses de gestación y tomarse todo con mas calma.

Foto: flickr

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: