EL TRABAJO CON LA LUZ Y ENFRENTAMIENTO CON LA OSCURIDAD

 

Recientemente estuve viendo videos de personas que tuvieron muy malas experiencias practicando el Reiki (terapia de sanación), o sea, dando ellos las terapias, después de recibir los cursos de parte de maestros Reiki.

Así como el Reiki. está la Sanación Pránica, Ayurveda, cristales y ángeles entre otros.

¿Que tipo de experiencias malas tuvieron?

La que narra las experiencias malas fue una médium que en su tiempo hablaba con espíritus y con seres ya muertos que están atrapados en los niveles inferiores de la cuarta dimensión. (los vivos nos encontramos en la tercera dimensión). Los seres que se contactan del más allá por así decirlo, tienen cosas pendientes o que no les ha interesado atravesar el portal a los niveles superiores de aprendizaje y entendimiento.

Definitivamente esta persona tiene canales abiertos en los niveles bajos de existencia espiritual que no ha sellado y están siendo utilizados por el lado oscuro. Esta persona al momento de trabajar o de canalizar las energías puras cósmicas, lo que canalizó fueron entidades oscuras,  éstas entidades o nos confunden o estamos totalmente ignorantes de lo que realmente ocurre, porque igualmente los intrusos también sanan y de esta forma engañan y se aprovechan del canalizador.

 

 

 

Terapia de sanación

IMAGEN SUPERIOR: Terapia Reiki

 

 

La que narra la otra experiencia, pasó sus 4 cursos, practicó muy bien su Reiki, pero cuando su maestro la invitó a participar en una sesión especial se encontró que casi fue un ritual satánico.

Me imagino que ha muchas historias similares al respecto.

Lo que tengo que decir es lo siguiente:

Nadie pasa por una experiencia que no le corresponda. Cada experiencia es algo muy particular, que la persona debe analizar, porque igualmente los intrusos trabajan específicamente para alejarnos de la luz.

Ya he explicado cómo vivimos en un mundo dual en donde se manifiesta el bien y por supuesto el mal en todos sus niveles de gravedad. Eso no lo podemos evitar porque ese es el trabajo de los seres del lado oscuro y cumplen muy bien sus funciones. Hasta en las iglesias está presente el mal.

Con eso vamos a tener que lidiar hasta que logremos salir de la rueda de reencarnaciones, logremos superar las barreras que nos tienen atrapados bajo la influencia nefasta de lo nefasto en éste universo tridimensional.

No hay que abrir grandes portales para que el mal se manifieste, ni participar en sesiones y rituales especiales para adorar al mal o invitarlo a participar en nuestras vidas. ni voluntariamente ni inconscientemente, el mal está aquí por sí solo, es parte de nuestro diario vivir y son retos que cada ser humano debe superar.

Azúcar para el mal

FOTO SUPERIOR: El dicutir con celos, odio o rencor es azúcar para el mal.

 

¿Ustedes que creen que está pasando cada vez que agarramos una rabia? Hay un intruso puyándonos a que actuemos abruptamente. Muchas personas de la rabia, ven todo negro y luego dicen que no saben qué fue lo que les pasó, antes de cometer un asesinato pasional.

Los celos son una delicia para el mal. Como lo son la envidia, la arrogancia, la prepotencia, la deshonestidad, la mentira, el robo, el abuso, la intolerancia y podemos seguir mencionando muchas otras definiciones de lo incorrecto.

Cada una de las acciones antes mencionadas, vienen de un previo proceso de pensamiento negativo, alimentado igualmente con emociones negativas, que nos conducen a expresarnos o a actuar de acuerdo a los parámetros del mal, a los intereses del lado oscuro. Muchas veces pensamos que es parte de la personalidad que tenemos. Sí, es parte de la personalidad ¿Ustedes que creen que está pasando cada vez que agarramos una rabia? Hay un intruso puyándonos a que actuemos exabrúptamente. Muchas personas de la rabia, ven todo negro y luego dicen que no saben qué fue lo que les pasó, antes de cometer un asesinato pasional.

Y ni siquiera nos damos cuenta. Esto es peor, porque asumimos actitudes como algo normal dentro de nuestro formato.

El ser humano de origen y por naturaleza es bueno, toda manifestación contraria al bien, a lo divinamente perfecto, es obra e influencia de los malignos.

Entonces yo me pregunto ¿Qué es peor? ¿Cuando hacemos uso del mal de forma inconsciente o disfrazada de personalidad o ego o, cuando vemos o sentimos manifestaciones directas del mal que podemos identificar, para luego combatirlas?

Cuando sabemos con lo que estamos lidiando, lo podemos combatir, lo podemos alejar, tenemos herramientas para hacerlo, ya que nunca nos vamos a deshacer del mal hasta que hayamos redimido nuestro karma y estemos ubicados en niveles a donde no tenga injerencia el mal. o seamos manipulados por el mal.

Ningún ser creado por Dios es superior al ser humano, ni siquiera los ángeles. El ser humano es el único que está hecho a imagen y semejanza de Dios. Es el único que va a crecer a niveles que ni siquiera sospechamos. Los ángeles tienen su función muy específica y su condición muy específica aunque en estos momentos, aparentemente parecieran superiores al del hombre.

Los demonios son ángeles caídos que por los celos hacia el ser humano se separaron de Dios y desde entonces se dedican a hacerlo caer, a alejarlos de Dios para que no puedan cumplir con su misión, no lleguen a manifestar la perfección de Dios, tal cual como fueron creados.

Las personas que tengan experiencias negativas con prácticas espirituales sanas procedentes de la luz, es porque personalmente deben superar esas experiencias a través de limpieza, sanación, cierre de portales o agujeros, buscar mayor información, prepararse a combatir el mal y no meter la cabeza en la tierra como el avestruz.

Complemento de sanación

FOTO SUPERIOR: YOGA como complemento de sanación

 

Todos los que queramos, llegaremos a formar parte del ejército de Dios para combatir el mal, ya que éste no es el que va a vencer.

No se si saben lo que significa ser Israelita. Significa “El que lucha al lado de Dios” luego, el pueblo elegido por Dios que es Israel, no es necesariamente el pueblo dentro del país con ese nombre, enclavado en Palestina sino, que todo el que lucha contra el mal, sin importar nacionalidad, ubicación geográfica, o religión, al lado de Dios, es israelita y pertenece al pueblo elegido por Dios.

El mal está presente en la vida de todos y debemos empezar a combatirlo desde nosotros mismos, siendo observadores de nuestros procesos de pensamiento y sentimiento, corrigiendo lo que sea necesario corregir en nuestra personalidad, dejando espacio para que el bien sea quien se apodere de nuestra personalidad, y el ego se identifique con nuestro verdadero Ser, y entienda que tiene que replegar sus alas para que a través de él fluya la esencia divina que nos mantiene conectados a lo superior.

Todos aquellos que de una forma u otra participan de experiencias negativas personales, deben trabajarse así mismos, prepararse con mayor conocimiento y estudiar cómo protegerse, porque la lucha nunca para, ni da tregua.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: