La crisis económica en España y la crisis financiera ha forzado a mucha gente  emigrar a otros países en busca de nuevas oportunidades laborales, ya no es raro tener que trabajar en el extranjero durante la crisis económica.   Yo soy una de esas personas. Pero la tragedia no se encuentra en que la crisis financiera te fuerza a cambiar de residencia y de país, que en muchas ocasiones puede resultar interesante y emocionante. La tragedia radica en el cambio de status laboral y personal. Con 37 años fui despedida de la empresa donde trabajaba como técnico en marketing y comunicación, siendo ahí el comienzo del fin y realmente un paso atrás en mi vida profesional. Supongo que mucha gente se sentirá indentificada aunque como se suele decir, mal de muchos consuelo de tontos. Para mi satisfacción, a mi no me consuela así que no debo de ser tonta.

Tras más de un año en Madrid buscando un trabajo similar que me aportara un salario digno y tras haber gastado gran parte de mis ahorros, decidí embarcarme en la aventura de emigrar mientras me quedara algún dinero que me permitiera salir y vivir un tiempo en otro país. Como muchos otros decidí buscar trabajo en Londres y estudiar inglés en Londres, así que UK sería mi nuevo destino, por el idioma, sobretodo, ya que podía defenderme en inglés, aunque ni mucho menos lo hablaba perfectamente. También porque es una ciudad con un mercado laboral dinámico y llena de oportunidades. Pero mi nuevo destino también significaba un paso atrás en mi vida profesional y personal. ¿Qué hacer cuando llegas a una ciudad que no es la tuya, en un país que no es el tuyo y hablando un idioma que no es el tuyo?. Lo que casi todo el mundo hace, buscar un trabajo poco cualificado y rápido para ganar algunas libras e ir pagando las facturas. El trabajo en Londres para españoles normalmente no es el más cualificado, especialmente cuando eres recién llegado. 

Después de dos años trabajando como camarera, ganando el salario mínimo y compartiendo casas con extraños, he decidido volver a España tras cientos de currículums enviados en UK y sin éxito. Se que no es una tarea fácil, pero he decidido emplear mis esfuerzos en España y buscar trabajo en Málaga, se que no es una tarea fácil pero trabajar y estudiar en Londres  tampoco es un camino de rosas.  Es cierto que he mejorado el idioma, no es lo mismo estudiar en Espña que estudiar inglés en Londres, pero no dejo de tener esa sensación de que esta aventura es algo que se hace cuando estás en la veintena. No es tiempo perdido, pero tampoco es tiempo ganado. Después de dos años en Londres, ciudad que realmente adoro y admiro, he llegado a la reflexión de que podía haber hecho lo mismo en España, pero algo dentro de mi me impedía realizar trabajos menos cualificados, pero muy dignos, en España. Es esa sensación de que trabajar de camarera es válido si es en otro país pero es algo que nunca haría en España. Pero estos pensamientos que creía solo míos resultó que era un feeling general entre los españoles que me encontré en Londres. La idea es: al menos aprendo otro idioma y después ya veremos. Para mi sorpresa yo no soy la única persona cerca de la cuarentena o pasados los cuarenta que ha decidido trabajar en el extranjero y que me he encontrado en Londres y en mi misma situación.

No me arrepiento en absoluto de mi aventura:  trabajar en el extranjero por causa de la crisis económica. Trabajar y estudiar en Londres me ha permitido conocer gente y el ganar buenos amigos, no me arrepiento de haber dado un paso atrás porque realmente me hace valorar los otros trabajos que he tenido y que tendré en el futuro. Buscar trabajo en España no es una tarea fácil, pero buscar trabajo en Londres tampoco lo es, así que no nos engañemos. Pero mirando las cosas desde la distancia y con cierta perspectiva, trabajar en el extranjero no ha sido una solución en mi vida. Estoy a favor de que la gente busque nuevas oportunidades laborales por causa de la crisis financiera en otros países y prosperar en todos los sentidos. Pero yo he decidido volver a España porque creo que necesita que la gente joven se quede y luche por sacar adelante el país, de ser emprendedores y buscar nuevas formas de empleo y crear empresas e ideas nuevas, aunque mientras tanto tengamos que trabajar en algo que no nos guste tanto y no sea lo nuestro.

Por primera vez en unos cuantos años la crisis financiera y en concreto la crisis económica en Espña ha hecho que por fin no vea el comienzo del fin, si no al fin un comienzo.

 

http://everythingquenoespoco.blogspot.co.uk/

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: