Trabajar como blogger es ¿un oficio, una profesión o un hobbys?

Trabajar como blogger ¿un oficio, una profesión o un hobbys? es una pregunta que con el avance de la tecnología a través de los años y con los cambios sociales que ello implica en el mundo entero va surgiendo con mayor intensidad especialmente en el sector más joven de la población y más en aquellos con anhelos de escribir.

Además del valor agregado a ese cambio el impulso que da la invención y el desarrollo de la internet, es cierto que hubo una aparición de nuevos oficios y/o profesiones, ocupaciones y hobby’s, aunque más bien en la gran mayoría solo son un adaptamiento de actividades ya existentes a una nueva condición de vida, no tanto creaciones totalmente nuevas.

Pues la ocupación de escritor tanto a nivel literario como periodístico, redactor, poeta y todas las sub categorías que podríamos nombrar en lo que respecta a la escritura (narración, investigación, poemas, guiones, etc.) son actividades muy, muy antiguas, y ser un blogger hoy día es básicamente eso: el “adaptamiento de la escritura a un espacio virtual producto del avance de la tecnología, la internet”.

Para quien escribe por necesidad, no tanto de ganar dinero, aunque ello sea totalmente válido y hasta necesario, sino por la necesidad de simplemente escribir, porque las palabras y las ideas van de un lado a otro dentro de la mente de tal manera que, si no se escribe, si no se expresa, pareciera que se cae preso de un ataque de asma o pánico extremo, para alguien así, esta nueva oportunidad es no solo una opción laboral, sino un estilo de vida.

Para alguien así, el trabajar como blogger, simplemente no es un si es un oficio, una profesión o un pasatiempo, en realidad son todas al mismo tiempo, tiene como profesión la de escritor, como oficio la de tener algo que contar siempre y un pasatiempo pues lo disfruta como se disfruta una bocanada de aire luego de estar a punto de la asfixia.

Hablar de literatura, de amor, de las creencias religiosas y místicas, incluso desde un cierto punto personal no implica estar hundido en una subjetividad mediocre, sino más bien podría ser una exploración muy concreta, y hasta si se quiere objetiva, sobre las emociones y sentimientos de la sique humana, que, dentro de todo, es algo que traemos desde siempre, el ineludible cuestionamiento existencial de “¿Quiénes somos? ¿Para qué existimos? ¿De dónde venimos? ¿Cuál es nuestro fin?

Entonces, redacciones de este tipo, indagaciones de las emociones y sentimientos del ser humano, son aportes valiosísimos también para la sociedad, así como artículos que nos dan buena información sobre temas concretos, que nos ayudan a conocer más, así como los artículos meramente de entretenimientos, que también tienen su valor en el aporte a la sociedad, pues sirven de dispersión a toda la tensión que trae consigo los niveles de stress de este mundo acelerado.

Por eso, los artículos que recorren las fibras emocionales de la sique humana son también influyentes para una sociedad que siempre, de alguna u otra forma, busca conocerse más.

Por ello, podríamos concluir que trabajar como blogger es, si, un oficio, una profesión y un pasatiempo.

Trabajar como blogger… ¿un oficio? ¿una profesión? ¿un pasatiempo?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: