fotografia

Se presentará en el Salón del Automóvil de Tokio a finales de este mes y es un nuevo prototipo de coche que según el estado de ánimo de su conductor, la carrocería varía el tono de color. Este singular monoplaza tiene dos ruedas traseras y una delantera y pretende potenciar una experiencia innovadora donde se conecta al conductor de una forma emocional y física con su propio vehículo formando una simbiosis que produce el color cambiante para una mayor diversión.

fotografia

Toyota ha creado una relación emocional entre el conductor y el automóvil casi igual a la que tiene un jenete con su caballo y para ello ha ideado una nueva tecnología llamada Toyota Heart Project. En vez de volante, este vehículo está dotado de un sistema que orienta la dirección según los estímulos que se desprenden del cuerpo del conductor que puede desear ir hacia delante  o hacia atrás, derecha o izquierda ya que mientras se encuentra dentro del coche recibe toda la información de los otros vehículos que le rodean en todas las direcciones y en ángulos muertos.

fotografia

Este mini-coche utiliza además un reconocimiento de voz y de imagen por lo que puede determinar su estado de ánimo, si se encuentra tranquilo o si está nervioso o alterado con el fin de sugerir el movimiento que más interese en cada momento. Cuando los cambios de humor del conductor se producen, es cuando la carrocería del coche cambia de color.

fotografia

El Toyota FV2 es pues un coche "camaleón" que en el Salón del Automóvil de Tokio se va a llevar la palma pues es la segunda evolución de lo que esta marca ha llamado "Vehículo Divertido" (Fun Vehicle) después del FV1 que ya se presentó hace dos años. Su carrocería mide tres metros de largo  pero plegada solo mide un metro  y es una mezcla entre un coche, una moto o el famoso patinete Segway.

La moto solar.

 

Fuente:www.toyotaFV2 concept 2013

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: