tortugas agua dulce

LAS TORTUGAS NO SON JUGUETES

Es posible ver en muchas tiendas de animales crías de tortugas que pueden ser adquiridas a poco precio y te las venden en un recipiente de plástico con una palmerita. Esto entristece bastante. Porque al poco tiempo, muchas de esas tortugas enferman y mueren. Otras acaban en los rios o estanques abandonadas, porque crecen (que este dato lo desconoce mucha gente).  Hay que planificar bien la compra y tener muy claro que no son juguetes, y que necesitan cuidados propios de la especie.

Las tortugas son animales salvajes

Aunque se críen en cautividad, bajo el cuidado del hombre. No son como los perros o los gatos que les gusta jugar. Es mejor que la tortuga pase sus horas en una zona tranquila de la vivienda, donde no se vea molestada de forma contínua. Tampoco hay que cogerlas mucho, ya que les supone mucho estrés.

ACUATERRARIO

El acuaterrario o hábitat debe ser espacioso, puesto que las tortugas pueden llegar a crecer unos 30 centímetros. Una parte terrestre, que debería ser una tercera o cuarta parte de la superfície acuática. La profundidad del agua, tiene que ser suficiente como para que la tortuga pueda nadar, girar y sumergirse con comodidad. Si todavía es pequeña, unos 15 a 20 cm de profundidad serán una medida adecuada. Pero a medida que vaya creciendo, tendrás que aumentar el tamaño del hábitat y la profundidad. 

Hay que tener encuenta también, que ensucían mucho el agua y mantenerla limpia es uno de los problemas principales. Hay varias formas de limpiar. La más práctica es tener un sistema de filtración, de venta en tiendas especializadas. 

La temperatura del agua se debe mantener  sobre 25 y 28 ºC.

Muy importante también es la luz. Estos animales proceden de hábitats muy soleados, por ello conviene elegir un lugar bien iluminado. Lo ideal sería luz natural del sol, para activar la vitamina D, imprescindible para la formación de los huesos. Esa carencia se manifiesta  en forma de ablandamiento y deformación del caparazón Si la tenemos en el interior de la vivienda, es  preciso recurrir a sistemas artificiales de iluminación.

LA ALIMENTACIÓN ADECUADA

Una alimentación equilibrada y saludable es imprescindible para una buena salud.

En los comercios especializados ofrecen alimentos preparados para las tortugas.

  • Gambas (¡¡OJO!! las gambitas que suelen vender son solo chuches, un alimento complementario).
  • Pienso
  • Comida congelada (larvas de mosquito)
  • Peces  

También se les puede dar lechuga, gambas crudas, melón... etc.

¡¡¡Disfruta de tus tortugas de agua dulce!!!

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: