Está previsto que llegue a la tierra dentro de unos días una tormenta solar muy potente que puede afectar a la electricidad, a los satélites y a las rutas aéreas. Según informaciones de los expertos, este fenómeno es originado por dos grandes llamaradas que se produjeron en el Sol la pasada semana. La tormenta solar tendrá más impacto en los polos, por lo que algunas rutas aéreas que frecuentan estas zonas tendrán que desviarse de su ruta normal.

fotografia

La tierra ya ha sufrido anteriormente otras tormentas magnéticas solares importantes. En 1972 se desconectaron las comunicaciones telefónicas de larga distancia en Estados Unidos, concretamente en Illinois. La más potente que consta en los archivos fue en 1859, en la cual se llegaron a observar auroras boreales  hasta en el Caribe. Fue tan intensa que provocó fallos en el telégrafo de América del Norte y Europa. Los cables del telégrafo que era un invento reciente, sufrieron cortocircuítos y provocaron muchos incendios.

fotografia

Aparecieron en aquella ocasión un grupo de manchas en el Sol que se pudieron ver con una protección adecuada. Aunque no tiene demasiado peligro esta tormenta solar, ya que sólo produce ciertos contratiempos, si que da mucho que pensar en lo que podría ser en un futuro, el fin del mundo. Los expertos ya avisan que las erupciones  solares que afectan al campo magnético de la Tierra, cuyas ondas obligan a desplazar a los aviones de sus rutas, se seguirán intensificando.

fotografia

"Ahora estamos saliendo de una fase de actividad mínima que ha sido atípica, fue muy larga y de poca viabilidad. Estábamos en la fase mínima de las manchas solares y ahora cada tormenta es más intensa, vamos camino del máximo", ha explicado Eduardo Araújo Pradera, del Instituto Corporativo para la Investigación en Ciencia Ambiental. 

fotografia

Nuestra actual forma de vida, depende para todo de una tecnología cada vez más sofisticada y esta es muy vulnerable al peligro que supone los grandes chorros de plasma procedentes del Sol que son capaces de "freír" en unos instantes toda nuestra red eléctrica. Se supone que es difícil que el Sol pueda enviarnos tanta energía necesaria para una catástrofe global, pero no es imposible. Daniel Baker, de la Universidad de Colorado y Jefe del Comité de la NAS, a elaborado un informe en el que precisa que; "Nos estamos acercando cada vez más al borde de un posible desastre". 

fotografia

fotografia

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: