tormenta

Tormenta, naturaleza indomable

¿Sabes tú cuando se avecina una tormenta? Sabemos que se acerca una tormenta porque se puede mirar a lo lejos y captar lo que presenta el horizonte. Ni que decir que la luz ayuda, está cayendo la tarde lo cual hace más visible el ribete de las nubes, así mismo, se mira el resplandor de los relámpagos.

No se escucha ningún ruido, el viento no sopla ni más débil ni más fuerte que antes, pero avizoro que se acerca una tormenta, por mi costumbre de otear el horizonte. No hay nada más aterrador y emocionante que mirar una tormenta cuando se acerca.

El pensamiento que me invade prestamente es mirar a mi rededor y buscar cobijo que incluso, puede albergar peligro porque; se puede convertir en una trampa. De ahora en adelante comenzará a soplar el viento y a lo mejor puede tener tanta fuerza y llevarse el techo, tumbar los árboles, acabar con lo que a su paso se oponga.

El silencio me envuelve, y al poco tiempo después comienza a levantarse un murmullo, suavemente, el viento que viene de los campos cercanos, se siente que la presión atmosférica poco a poco va cambiando. Ella, la tormenta está allí cerquita y el silencio cambia con el rumor que producen las hojas de los árboles al ser agitadas. En mi vida son muchas las tormentas que he visto pasar, sin embargo la mayoría me tomó desprevenido, por lo que eso me obligó a tratar de ver más lejos.

lluvia

No podemos controlar el tiempo

Ello me enseñó tardíamente que no puedo controlar el tiempo, y más allá, me enseñó a ser paciente, y a guardar respeto por la furia de la naturaleza indomable. Entendiendo que las cosas no son siempre lo que uno desea y, mejor acostumbrarse a la idea. El viento cobra gran velocidad, ahora estoy en descampado, miro los árboles en el horizonte que, en teoría se dice que atraen los rayos. Mi ropa está empapada, pero mi piel sigue siendo impermeable por muy empapado que me encuentre. Prefiero disfrutar de la vista en lugar de preocuparme de encontrar donde guarecerme.

Se desata la tormenta como cualquier otra, antes, ella trae consigo un poder devastador ciertamente pero, además riega los campos con su lluvia bienhechora y necesaria, procedente de los cielos, para convertirlos en vergeles maravillosos dadores de vida. Sin olvidar que mientras más violenta sea, más rápido se irá.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: