bipolar

Tópicos del trastorno bipolar

La sintomatología del trastorno bipolar, antes nombrado (psicosis maníaco-depresiva, PMD), en el diagnóstico psiquiátrico sé distingue por un trastorno del estado de ánimo, caracterizado por la presencia de uno o más episodios con niveles excepcionalmente elevados de energía, cognición y del estado de ánimo. En el aspecto clínico se presenta con estados de manía o en casos más veniales en hipomanía o acompañado de otros estados, como depresión, entonces; el afectado suele oscilar entre la alegría y la tristeza, de una forma más acentuada que las personas que no sufren este trastorno o patología (conjunto de síntomas de una enfermedad).

Otros síntomas son; la excitación psicomotriz, el curso del pensamiento notablemente acelerado y una atención muy dispersa, reflejándose físicamente como el insomnio o la anorexia, taquicardia, y aumento del deseo sexual. Generalmente se expresa por un desequilibrio electroquímico en los neuro-transmisores cerebrales. También, debido a las características del trastorno bipolar, estos individuos están expuestos a mayores riesgos de mortalidad por accidentes y por causas naturales como las enfermedades cardiovasculares.

Se considera que a pesar de ser un trastorno crónico y con una alta morbilidad (persona que enferma en un sitio y tiempo determinado), y mortalidad, una atención integral que incida en todos los aspectos implicados; psicológicos, biológicos, y sociales se puede conseguir volver a la normalidad. Por esto es importante que el diagnóstico que se haga al afectado sea el correcto.

preciosa

Criterio básico para el tratamiento

La frecuencia del trastorno bipolar a lo largo de toda la existencia se estima entre el 0,6 y el 1,1 por ciento de la población. El criterio básico para el tratamiento del trastorno bipolar es tomar conciencia del problema, el conocimiento por parte del afectado y su entorno (familia), por medio de una psico-educación correcta que les permita enfrentar las crisis sin temor, con las herramientas válidas, con la intención de evitar las recaídas.

En cuanto a la evolución de los pacientes bipolares, estos tienen fases más breves, presentan un número mayor de episodios y la duración media de los intervalos es notablemente más corta que en los pacientes unipolares.

Los lapsos de cambio de los estados de ánimo pudieran ser cíclicos, comenzando comúnmente con una manía que termina en una gran depresión. Es posible que en otras ocasiones puedan mandar los momentos maníacos o los depresivos indistintamente. Se denominan algunos de estos trastornos como de ciclo rápido porque; el estado anímico pudiera cambiar varias veces en un corto lapso de tiempo, por otro lado, se puede presentar el llamado estado mixto, en el que los pensamientos depresivos pueden hacer su aparición en un periodo de manías o viceversa.

Los estudios neuro-químicos de los individuos bipolares han permitido clarificar determinadas hipótesis explicativas como la noradrenérgica, la dopaminérgica, y la serotonina.

mancha1

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: