En Lituania, 1941, Lina Vilkas, una niña de quince años cuyo padre trabaja en la universidad, está ansiosa por comenzar el curso en la escuela de arte. Hasta que, en mitad de una noche de verano, la policía soviética irrumpe en su casa y Lina, junto con su hermano pequeño y su madre, son recluidos en los campos de trabajo de Siberia. La protagonista de entre tonos de gris, a través de sus dibujos, pretende saber que ha sido de su padre desaparecido.

Ruta Sepetys, a través de Lina, nos cuenta como es ser un recluso en Siberia. De como la vida de una muchacha cambia radicalmente y de cómo, gracias a su arte y el amor por su familia, amigos y algo más que amigos, la protagonista encuentra esperanzas y fuerzas para seguir entre, como dice el título, tonos de gris.

¿Se han preguntado alguna vez cuánto vale una vida humana? Aquella mañana, el precio de la vida de mi hermano fue un reloj de bolsillo.”

La autora de esta novela, Ruta Sepetys, es hija de un oficial del ejército lituano que, como algún personaje de la historia, escapó con su familia a través de Alemania y acabó en un campo de refugiados. Aunque, muchos familiares de la autora también fueron deportados y encarcelados.

Gracias a esta novela histórica he experimentado sentimientos como el dolor de la pérdida o pena y compasión. Además, he descubierto una historia que desconocía y de la que muchos fueron víctimas. Por lo que me ha hecho sentir la novela, y la calidad de su historia, recomiendo el libro a cualquiera, sobre todo a los jóvenes.

Entre tonos de gris es una novela histórica escrita por la autora Ruta Sepetys y está ambientada tras la anexión de Lituania en la Unión Soviética.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: