Estamos de suerte, chicas. Estos días de calor calurosa podemos tomar vitaminas C y E sin sufrir. Nada de suplementos vitamínicos, nada de pastillas, nada de cápsulas. Mi nutricionista me ha descubierto cómo tomar vitaminas C y E de manera natural: comiendo el rico melón piel de sapo.

Es un melón barato, sabroso, que encuentras a vender en todos los supermercados y fruterías de nuestros barrios. El melón piel de sapo tiene mucha agua, apaga bien la sed y lo notas dulce como un caramelo.

A mí me encanta. Todavía me encanta más que esté cuidando mi salud de chica guapa con las vitaminas C y E que son tan necesarias para tener buena salud. Suelo tomarlo en la merienda. Lo corto en trozos, le retiro todas las semillas y me lo voy comiendo mientras miro las telenovelas que tan feliz me hacen.

Os recomiendo el melón piel de sapo para cuidar vuestra salud con vitaminas C y E. Es un melón que también tiene potasio. Hierro tiene menos, pero no importa. Yo ya meto mucho hierro en mi cuerpo con los platos de lentejas que me hace mi madre.

Mi progenitora siempre compra el melón ya cortado. Teme que le salga mal el melón entero. Yo prefiero comprarlo entero porque no te sale tan maduro y está también rico. Mis hijas también comen mucho melón, pero les cuesta. Tengo que cortárselo en trocitos chiquitos y recordarles miles de veces que es la manera natural de comer vitaminas C y E tan importantes para que crezcan guapas y sanas, con una piel bonita.

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: