toledo

TOLEDO: DOS SINAGOGAS MEDIEVALES

   Toledo, capital de Castilla-La Mancha, es una bella e histórica ciudad en la que existió una de las principales comunidades judías de España desde épocas muy antiguas. Constan evidencias de la presencia judía en Toledo ya en la época de los romanos, pero fue sobre todo a partir del siglo VI en tiempos de los visigodos cuando esta comunidad creció en tamaño e importancia. En plena Edad Media la judería (o barrio judío) de Toledo era bastante extensa y habitada, y en ella llegaron a construirse hasta diezsinagogas, pero en las revueltas antijudías de 1391 el barrio judío fue atacado, las personas sufrieron persecuciones, torturas y matanzas y sus edificios fueron incendiados y arrasados. De las diez sinagogas que había en Toledo, sólo quedaron dos: la Sinagoga de Santa María la Blanca y la Sinagoga del Tránsito.

toledo

   La Sinagoga de Santa María la Blanca fue construída en el siglo XII, es de estilo mudéjar y tiene cinco naves separadas por filas de pilares que sustentan arcos de herradura. Las paredes y las columnas son blancas, mientras que la decoración se halla en los capiteles de las columnas y en los frisos. La disposición del espacio y la forma de los arcos recuerdan más a una mezquita que a una sinagoga, y esto es debido a que los arquitectos y albañiles que la levantaron, por encargo de los judíos de Toledo, eran musulmanes y dejaron su impronta. En la época de las revueltas antijudías de 1391, esta sinagoga pasó a ser una iglesia católica y se llamó Santa Maria la Blanca, por eso se la conoce con ese nombre, pero en realidad su nombre era Sinagoga de Yosef Ben Shoshan, o simplemente Sinagoga Mayor.

toledo

La Sinagoga del Tránsito la hizo construir en el siglo XIV Samuel Ha'Leví, un consejero y almojarife (tesorero) del rey Pedro I de Castilla. Era aquélla una época de crédito social para las comunidades judías en España, y sus miembros alcanzaban cargos importantes en la Administración, en la Hacienda e incluso en la Corte. Los judíos de Toledo tenían además la protección del rey Pedro por la lealtad mostrada. Por eso esta sinagoga pudo ser construída en ese momento a pesar de que estaba prohibido construir sinagogas nuevas y sólo se permitía restaurar las que ya existían.

La construcción, de estilo mudéjar toledano con influencias góticas, es bastante austera por fuera. Sin embargo su interior, con planta rectangular de salón, está decorado con profusión a base de motivos vegetales y geométricos, y con inscripciones en hebreo. Es una de las principales muestras del arte hispano-judío. Después de la expulsión de los judíos por los Reyes Católicos en 1492, esta sinagoga de Toledo fue entregada a la orden de Calatrava, que la convirtió en iglesia católica bajo el nombre de Iglesia de San Benito. En el siglo XVII se emplazó sobre el altar un cuadro de la Virgen del Tránsito que le dio el sobrenombre, aunque en realidad se llamaba Sinagoga de Samuel Ha'Leví.

toledo

Museo Sefardí de Toledo en la Sinagoga del Tránsito

   Esta sinagoga alberga el Museo Sefardí de Toledo, inaugurado en 1971. Sefarad es España en hebreo, de ahí que utilicemos el término sefardí para denominar a los judíos españoles y todo lo referente a ellos. El museo cuenta con varias salas donde se exponen objetos de la religión judía, fragmentos arqueológicos, manuscritos en lengua sefardí y en hebreo, lápidas de judíos españoles, monedas, vestimentas, objetos culturales relacionados con las costumbres judías etc, elementos que nos darán una idea de cómo era la vida de los judíos españoles en general y los de Toledo en particular. Además el museo organiza actividades culturales para difundir el pasado hispano-judío.

toledo, dos sinagogas medievales

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: