Al autor del libro, en 1975, le diagnosticaron un tumor en la columna vertebral en proceso terminal, con un pronóstico de tan sólo uno o dos meses de vida. Entonces, decidió investigar la relación entre consciencia y cuerpo para curar su enfermedad.

Decidió introducir algunos cambios importantes en su vida, como cambiar de trabajo, pues se sentía insatisfecho con su vida y se dio cuenta de que estaba reprimiendo sus emociones y de que no era feliz. Aprendió técnicas de relajación, visualización, pensamiento positivo, meditación y afirmaciones, del método Silva de control mental.

Tras dos meses de trabajo “consigo mismo” utilizando estas técnicas, los mismos médicos que le habían pronosticado que le quedaban apenas dos meses de vida, le comunicaron que “debían haber cometido algún error”, pues el tumor ya no existía.

Después de su curación, decidió enseñar a otras personas los instrumentos de autocuración que él mismo había empleado desarrollando un sistema llamado “Cuerpo-espejo” que representa la idea de que el cuerpo de una persona es el espejo de su vida.

Cree que todos somos sanadores. Por eso escribió su libro, “Todo se puede curar”, de Editorial Sirio.

En la primera parte del libro nos habla de los chakras y su funcionamiento. Son los componentes de la consciencia y de nuestro sistema de energía. Dedica un capítulo a cada uno de ellos explicando cómo participan en el equilibrio y en la curación.

Más adelante, nos enseña a sentir la energía y nos presenta los instrumentos para la curación:  La Luz Blanca, los chakras y las formas de pensamiento.

En el capítulo “Cómo curar mediante la Luz Blanca” nos enseña a curar a los demás aplicando luz blanca y suprimiendo las zonas de “sombras”. Imaginar a la persona llena de luz blanca creará la percepción de que se siente mejor y el problema quedará resuelto, por lo que nuestras percepciones crearán esta realidad.

En “Cómo curar trabajando con los chakras y formas de pensamiento” se reeplaza el color del chakra diferente al “natural” por el que le corresponde.

Los capítulos posteriores tratan aspectos como la curación a distancia, la autocuración, dirigir la energía, los colores de los chakras y la meditación , los auras...

Según el autor, el cáncer representa algo que se ha reprimido y no se ha expresado: “Cuando reprimimos algo sin expresarlo, crece y crece dentro de nosotros”... Algunos expertos creen que la fibromialgia también es una enfermedad que tiene relación con las emociones y deseos reprimidos, que bloquean la energía. Muchas enfermedades son producto de un flujo de energía bloqueado. Por ello, muchos métodos de la medicina oriental, como la acupuntura, se basan en el desbloqueo de la energía para curar la enfermedad.

Sir Martin Brofman lo afirma rotundamente: “Todo se puede curar”, “Todo comienza en tu consciencia”. Y él mismo lo experimentó, consiguiendo la curación con el método Cuerpo-Espejo que nos enseña, detallado, en este libro.

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: