Actualmente existe una teoría generalizada de que todo es mental, pero mucha gente se pregunta, ¿será cierto o falso?

Hay quienes están de acuerdo y quienes no lo están. Existen personas que piensan que las dos cosas exisen: lo mental y lo material o físico.

La tierra que pisamos es parte integrante de un gran todo llamado planeta Tierra. Existen muchos planetas en este sistema solar y más en otros universos o cosmos, según los han ido descubriendo los científicos, astrónomos, etc., por medio de la observación de poderosos aparatos llamados telescopios.

Entonces no cabe duda que lo material y físico existe, como también lo mental. 

Los creyentes en la existencia de Dios o un Ser Superior, Todopoderoso, Omnisciente, Eterno e Infinito, piensan que Él fue el creador de todo cuanto existe. De su mente surgió todo. Es por este motivo que se dice que todo es mental.

Todo lo que se ha construido sobre la Tierra es un producto mental o de origen mental, obviamente, procedente de los seres humanos, por ejemplo, las pirámides de Egipto, los rascacielos de New York, grandes edificios en todo el mundo, la muralla china, etc. Han sido construidos en base a los pensamientos surgidos de una mente humana. De modo que todo es mental.

El dolor, el sufrimiento, la felicidad, la envidia, etc., son sentimien-tos del ser humano que en realidad no existen, más que en la imaginación del mismo, así como para ir a comprar a la tienda de la esquina: 1 kilogramo de dolor, medio kg de felicidad, etc. No es material ni físico ninguno de estos sentimientos. todo es mental.

Se han inventado infinidad de productos medicinales para aliviar el dolor imaginario de las personas, sólo para lucrar con el "dolor humano", pues éste no existe. El organismo humano tiene la capacidad de autoregenerarse o autocurarse. Lo que siente el ser humano es el proceso de autocuración de su cuerpo, al cual llama dolor.

Si aprendiera a vivir con sus dolores de crecimiento el ser humano no gastaría dinero en medicamentos; los que se dedican a la fabricación, distribución y venta de productos médicos tendrían que dedicarse a otras actividades, si esto sucediera.

Sin embargo, nadie soporta un dolor de muelas o dientes, por eso va con el Odontólogo o Dentista para que lo alivie, ya sea extrayendo la pieza dental o reparándola.

Es muy cierto que el individuo, hombre o mujer, nace con la facultad o la capacidad para crear, producir, generar o fabricar pensamientos, positivos o negativos; dentro de estos pensa-mientos negativos está el pensamiento llamado dolor. Al decir o pensar: me duele aquí, me duele acá, ya está fabricando el dolor en ese determinado lugar. Recordemos que el dolor es ficticio, es imaginario, por lo tanto, es mental.

Sin embargo, el dolor físico y material también existe, ya lo habíamos mencionado: un dolor dental es físico y mental, no cabe la menor duda.

Las necesidades corporales, por ejemplo, la sed, el hambre, el frío, el calor, etc., son mentales; sin embargo, si el cuerpo tiene sed y no se le proporciona agua, el cuerpo se seca, muere; si tiene hambre y no se le proporciona alimento para procesar todo lo que necesita para vivir, el cuerpo muere de inanición; si no se cubre, el cuerpo se enferma, por frío, calor y por lo tanto, muere.

Entonces se puede concluir respecto a que si es cierto o falso que todo es mental, que existen los dos elementos: lo mental y lo material o físico. Los dos se complementan. El cuerpo mismo lo demuestra, pues está formado de materia y mente.

El dolor existe física, mental, corporal y espiritualmente. Quien diga lo contrario, está en su derecho, utilizando su libre albedrío, su libertad de ser, de pensar, de sentir, de hablar, de actuar, etc., conforme a su criterio.

 

 

 

 

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: