El hombre ideal. ¿Quién no tiene en mente una lista de características para definir al hombre que quisiéramos para una relación? Yo sí y es un poco larga; no obstante, no la aplico al pie de la letra, pues estoy consciente de que hacerlo sería buscar a un hombre inexistente. Aun así, sí me guío por algunos aspectos porque, aunque no pretendo que un prospecto cubra toda mi lista, tampoco voy a aceptar a quien sea.

El físico, la personalidad y la forma de pensar son los tres puntos en que condensé mi lista.

El físico: El dicho popular dicta que lo que importa de una persona es su interior. Y sí, pero también es cierto que lo primero que se aprecia de alguien es su físico. A mi no me vuelven loca los hombres blancos, rubios, de ojos de color ni los musculosos. El tipo de hombre que me gusta tiene ojos rasgados, no claros; su cuerpo es delgado, espigado, o tonificado y su tez es blanca sin ser caucásico.

La personalidad: La personalidad del novio que quiero no tiene que ser la más burbujeante. Algo de seriedad con un toque de humor negro condimentado con dulzura y empatía funciona para mí.

El pensamiento. Quiero que el chico que busco esté dispuesto a dialogar conmigo y que tenga la mente abierta para que podamos aprender el uno de otro, ya que no compartir creencias o ciertos puntos de vista no debe ser un impedimento para estar con alguien.

No vayan a pensar que estoy esperando a un príncipe que pinte mi mundo de rosa, ya que gracias a decepciones e ilusiones rotas en el pasado, por no mencionar los litros de lágrimas derramadas, aprendí que el príncipe no existe como tal; pero también aprendí que sí hay principes en potencia.

Mis parámetros ahí están, mas sé que dentro de ellos mismos puede haber una gama de variaciones que no he contemplado, por eso es que nos los sigo meticulosamente. Fungen como una guía porque de lo que estoy muy segura es de que mi hombre ideal me complementará, mas no me completará.

Mi tipo de hombre está en alguna parte, todavía no tiene rostro definido, sólo un molde, pero sabré que es él cuando me encuentre o yo a él porque mi voz interior me lo dirá.

No me desanimo, pues estoy segura de que mi hombre ideal existe y ¿el de ustedes?

Comparte este Goo:

¿Tiene contenido inapropiado?

Comparte este goo con un amigo: